De Todo Un Poco

TERCERA Y ÚLTIMA PROFECÍA DE LA VIRGEN FÁTIMA – TOMEN CONCIENCIA. (Santa Lucía):

0

“Cuando el mundo esté pidiendo paz y seguridad y arrepentido de todo el mal que ha hecho, la destrucción repentina la nueva armagedón ha llegado y sufrirán”.

Estas fueron las profecías de la virgen de Fátima cuando aparecieron tres niños en 1917 y dijo que en estas fechas de 2005 llegaría el final.

Lucía solo tenía 10 años cuando ocurrieron las apariciones, que comenzaron el 13 de mayo de 1917. Lucía y sus dos primos vieron a la Virgen María en un árbol por un período de seis meses.

La religiosa carmelita Lucía del Corazón Inmaculado, última sobreviviente de los tres niños que aseguraron ver a la Virgen María en la localidad portuguesa de Fátima, falleció a los 97 años febrero 14, 2005. Murió en el convento de Coimbra donde Vivía desde 1948.

Este mensaje fue leído por el Papa Juan Pablo II que decidió no revelar este secreto pues consideró que al hacerlo traería al mundo pánico y desesperación.
Ahora se reveló una parte más de este mensaje.

NO PARA CAUSAR PÁNICO, SINO PORQUE SE CONSIDERA QUE LA GENTE YA ESTÁ PREPARADA PARA CONOCERLO Y PUEDE TOMAR CONCIENCIA DE LO QUE SE AVECINA EN LAS PRÓXIMAS FECHAS.

La hermana Lúcia dio a conocer el mensaje primeramente al Papa Juan Pablo II, quien al terminar de leerlo estaba temblando y decidió no hacerlo público por miedo a la reacción.

La virgen le dijo textualmente a Lucía: ′′ No tengas miedo, querida pequeña. Soy la Madre del cielo, que te habla y te pide que hagas público para todo el mundo este mensaje. Haciendo esto encontrarás fuertes resistencias.

Escuchen bien y presten atención a lo que digo: Los hombres deben ser corregidos. Con humildes ruegos, deben pedir perdón por los pecados cometidos y que puedan cometer. Tú quieres que te dé una señal para que cada uno acepte mis palabras que por tu intermediario le digo al género humano. Viste el prodigio del sol y todos, creyentes, incrédulos, campesinos, ciudadanos, sabios, periodistas, laicos, sacerdotes, todos lo vieron.

Un gran castigo caerá sobre todo el género humano, no hoy, ni mañana, sino en la segunda mitad del siglo XX. Ya se lo había revelado a los niños Melania y Maximino, en ′′ la Salette “, y hoy te lo repito a ti porque el género humano pecó y pisoteó el regalo que le concede. En ninguna parte del mundo existe orden y Satanás reina sobre los más altos puestos determinando el andar de las cosas.

“Pues los hombres están siendo dirigidos por el demonio, sembrando odio y venganza por todas partes”.

Los hombres fabrican armas mortales que pueden destruir el mundo en minutos.

La mitad de la humanidad puede ser destruida horrorosamente.

Habrá conflictos entre órdenes religiosas.

Dios permitirá que todos los fenómenos naturales como el humo, granizo, frío, agua, fuego, inundaciones, terremotos, tiempo inclemente, desastres terribles e inviernos extremadamente fríos como los de estos tiempos acaben con la tierra poco a poco,

Habrá enfermedades sin cura, la gente se burla de los santos y de la iglesia.

Habrá asesinatos descontrolados, la gente se matará entre sí, mucha gente sufrirá.

Algunos fenómenos naturales ocurrirán antes de 2005 y seguirán adelante con mayor intensidad y destrucción, el clima cambiará repentinamente, clima extremo.

No sobrevivirán, falta de caridad para con el prójimo y no se amen unos a otros, como mi hijo los amó.

Muchos desearán estar entre los muertos, pues millones perderán la vida en segundos y sufrirán demasiado, vendrán nuevas formas de vida y contribuirán con la destrucción para conseguir más poder para ellos y así procrear su nueva raza.

Los castigos que están por delante de nosotros en la Tierra son inimaginables, pero sin duda vendrán.

“Dios ayuda al mundo, pero quien no de testimonio de fidelidad y lealtad hacia El será destruido de manera irremediable, pues muchos ya le han dado la espalda y él no puede hacer nada ante ello”.

El Padre Agustín, que reside en Fátima, recibió permiso del Papa Paulo VI, para visitar a su hermana Lucía.
El padre Agustín expresa que ella lo recibió muy congojada, con lágrimas en los ojos le dijo:

“Padre, Nuestra Señora está muy triste por que nadie se interesó por su profecía de 1917, a la gente no le importa esa profecía.

Así, mientras los buenos tienen que seguir por un camino estrecho; los malos van por un camino amplio que los lleva directamente a la destrucción y créeme, padre, que el castigo vendrá muy pronto apartir de 2006 y llegará sin poder detenerlo.

Muchas almas pueden perderse y muchas naciones y estados desaparecerán de la Tierra; el mundo puede perderse para siempre.

Ha llegado el momento de que todos transmitan el mensaje de Nuestra Señora a sus familiares, a sus amigos y al mundo entero.

Estamos cerca del último minuto, del último día y la catástrofe está llegando.

(CUIDADO) QUÉ NOS ESPERA?

En todas partes se habla de paz y seguridad, pero el castigo vendrá sin nada que pueda detenerlo.

UNA GUERRA SIN SENTIDO PROVOCARÁ UNA DESTRUCCIÓN NUCLEAR.

Esta guerra puede destruir todo, será un desastre.

La oscuridad caerá entonces sobre nosotros durante 72 horas (3 días) y la tercera parte que sobrevivirá a estas 72 horas de oscuridad y sacrificio; comenzará a vivir en una nueva era.

En una noche muy fría, 10 minutos antes de medianoche, UN GRAN TERREMOTO va a sacudir la tierra por 8 horas.

Los buenos, los que propagan la profecía de la Virgen de Fátima, NO DEBEN TEMER, pero los demás sufrirán las consecuencias de ignorar esta advertencia, el sismo causará la destrucción de gran parte de la tierra, algunas partes se separarán y causará gran desastre!.

QUÉ HACER?

La madre Lucía dice que la Virgen pide:

“No salgan de casa y no dejen entrar a nadie extraño en él, vendrán personas nuevas y desconocidas aparentando ser buenas y dirán que se unan a ellos, a su nueva raza y forma de vida, no hagan caso!…

Estas nuevas “personas” se aprovecharán de la catástrofe que va a pasar en el mundo (tierra)….

La madre Lucía continúa según lo que se le ha revelado:

Para que ustedes se preparen y puedan permanecer vivos, como mis hijos que también lo son; les daré las siguientes señales:

La noche será muy fría. Soplarán fuertes vientos.

Habrá angustia y pronto comenzará un terremoto que hará temblar fuertemente la Tierra.

En casa cierra puertas y ventanas y no hables con nadie que no esté dentro de ella.

No mires hacia afuera, no seas curioso, pues esa será la ira del Señor.

Enciendan velas benditas, pues por tres días ninguna otra luz podrá iluminar.

El movimiento será tan violento que moverá la tierra 23 grados y luego volverá a su posición normal.

Entonces vendrá una total y total oscuridad que cubrirá toda la Tierra. Todo espíritu maligno andará suelto haciendo mucho daño a las almas que no quisieron escuchar este mensaje y a los que no quieren arrepentirse.

Todo estará oscuro y aparecerá en el cielo una gran cruz mística, para recordarnos el precio que pagó su Hijo por nuestra redención.

La madre Lucía sigue reportando lo que la Virgen le confió:

Ruego lo siguiente:

“Oh Dios perdona nuestros pecados, sálvanos del fuego del infierno y lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia”.

Aquellos que creen en el mensaje que Dios envía y llevan el mensaje a otros, no deben temer a nada en el Gran Día del Señor.

Los que callan ahora serán responsables de este gran número de almas perdidas por ignorancia.

Cuando la Tierra no tiembla más, aquellos que aún no crean en nuestro Señor morirán horriblemente.
El viento traerá gas y regará por todas partes.

Entonces el sol va a salir .

Muchos pueden vivir después de esta catástrofe .

Una vez comenzado, no deben mirar hacia afuera, por ningún motivo, pues Dios no quiere que ninguno de sus hijos vea cuando castigue a estos pecadores, no quiere que vean cómo sufren y no quiere que vean el dolor que les cause el estas malas personas.

Se debe entender que Dios permite que todo esto pase y se debe entender que Dios castigará a todas las personas que no lo escucharon, eso dice este texto y es por eso que fue causado tanto pánico, porque Dios desatará su ira incontrolable encuentra de todos aquellos que están lastimando al mundo.

Recuerden que la palabra de Dios no es una amenaza, sino una buena noticia.

Tal vez Dios permita que así sea, porque él quiere salvarlos para Él.

Dicen que cada latido de tu corazón es Dios diciendo que te ama.

Te has parado a pensar cuántas veces te lo dijo hoy? Si amas a Dios,

____Compartelo__
Si te avergüenzas de Dios, Él solo mira…
Recuerda: Dios dijo: si me niegas entre los hombres, te negaré ante el Padre…

Amén

You may also like