Al "Chilazo"Nacionales

Sentencian a más de 14 y 17 años de reclusión a exfuncionarios de salud

0

El Tribunal de Sentencia con Competencia Nacional en materia de Corrupción, en audiencia de lectura se dio a conocer que se condenó a Edil Aníbal Rodríguez Sánchez, a una pena concreta de 17 años con 6 meses de reclusión y a César Alejandro Izaguirre a 14 años 8 meses y 20 días de cárcel por los delitos de fraude y falsificación de documentos públicos, en perjuicio de la Secretaria de Salud.

 

 

A ambos señalados también se les impuso el pago de dos multas, una por un valor igual a lo defraudado que asciende a la cantidad de un millón doscientos veinte y un mil quinientos cincuenta Lempiras (L.1,221,550.00), más inhabilitación absoluta para empleo o cargo público por el doble del tiempo de la pena de prisión y otra multa por trescientos (300) días a razón de veinte lempiras (Lps.20.00) por día, siendo un total de seis mil lempiras (Lps.6,000.00).

 

Contra el imputado Wilson Mejía Murillo, por la comisión a título de autor del delito de violación de los deberes de los funcionarios, se le sentenció a la pena concreta de inhabilitación especial para empleo o cargo público de tres años.

 

Aparte de lo antes detallado, el portavoz de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Carlos Silva confirmó que en el fallo los jueces también absolvieron de responsabilidad penal a Wilson Mejía Murillo, por tres delitos de fraude y 3 delitos de falsificación de documentos Públicos.

 

La Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (FETCCOP) presentó la acusación contra los tres exfuncionarios del sistema sanitario que por actos de corrupción dejaron sin reactivos a pacientes con VIH/SIDA.

Los hechos probados por los fiscales contra la corrupción durante el debate del juicio oral y público indican que el Estado a través de la Región Metropolitana de Salud contrató a la Distribuidora Kalyc por un monto de un millón doscientos veintiún mil quinientos cincuenta lempiras (L.1,221,550.00), como proveedora de insumos y medicamentos, entre ellos alcohol al 98 por ciento, acetona de grado reactivo, xilol (para tejido), resina, pruebas rápidas de VIH y orocoloidal pruebas para VIH, los cuales nunca ingresaron al almacén de medicamentos.

Los jueces señalaron que Edil Rodríguez, en su condición de Administrador de la Región de Salud Metropolitana, realizó el procedimiento íntegro de licitación mediante la cual contrató a la Empresa Droguería y Distribuidora Kalyc Honduras S. de R. L. como proveedora de insumos y medicamentos a dicha Región, y en acuerdo con la representante de la Empresa Kalyc de Honduras y el señor César Izaguirre, quien era el Guarda Almacén de dicha Región Sanitaria, firmaron tres Actas de Recepción, 2 de fecha 17 de octubre de 2013 y una de fecha 23 de octubre de 2013.

En  el caso de Wilson Mejía Murillo, Director de la Región de Salud Metropolitana, como último requisito de autorización, firmó las tres Actas de Recepción, creyendo que efectivamente habían ingresado los medicamentos e insumos al almacén, ya que durante su gestión no se implementaron mecanismos de control  adecuados para constatar de manera personal los ingresos de los insumos a la Región Sanitaria Metropolitana, siendo que en su función de Director se limitó únicamente a agotar el procedimiento administrativo previo de verificar, a través de su secretaria, explicaron los togados.

Cabe destacar que en este expediente está acusada la representante de la Droguería y Distribuidora Kalyc Honduras S.D.R.L, Karla Patricia Tejada Soto, prófuga de la justicia también por corrupción en el caso del hospital de Santa Bárbara.

La investigación fue realizada por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), a través de agentes del Departamento de Investigación de los Delitos en Contra de la Administración Pública y Patrimonial, quienes determinaron que los tres sentenciados y Tejada Soto se confabularon para gestar tres procesos de licitación fraudulentos, en el que se favoreció a la empresa Kalyc y de esta forma se defraudó al Estado por la cifra millonaria antes mencionada.

Los tres exfuncionarios de salud fueron capturados el pasado 10 de febrero de 2020 por agentes del Departamento de Apoyo Estratégico, Operaciones Especiales y Comunicaciones de la ATIC.