Al "Chilazo"De Todo Un Poco

Reos de menos ocho centros carcelarios recibieron vacuna

0

La población privada de libertad de al menos ocho centros penitenciarios ya recibieron la primera dosis de la vacuna contra el virus covid-19, esto mediante coordinación del Instituto Nacional Penitenciario (INP), con la Secretaria de Salud (SESAL).

Las autoridades penitenciarias indicaron, que las jornadas de inoculación continuarán en los próximos días, ya que la instrucción recibida es vacunar a toda la población en privación de libertad, que actualmente es de 20, 635, y hasta el sábado, más de 4,500 ya habían recibido la vacuna.

Indicaron, que con el apoyo de la SESAL, a través de sus Regiones Sanitarias, se logrará vacunar a toda la población penitenciaria a nivel nacional, proceso que inició con la inoculación de las personas mayores de 50 años, con enfermedades crónicas o con discapacidad, cumpliendo con los lineamientos dictados por las autoridades de Salud.

Avances en vacunación

Informaron, que entre los centros penitenciarios vacunados se encuentran: Comayagua, Ocotepeque, Nacaome, Valle; Olanchito, Yoro; La Paz, La Paz; Trujillo, Colón; Santa Rosa de Copán, Copán. El jueves y viernes se comenzó a vacunar a las personas privadas de libertad del Centro Penitenciario Nacional de Támara (CPNT), El Porvenir “Siria” y la Penitenciaria Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS), en Francisco Morazán.

En el CPNT, las autoridades informaron que los internos han colaborado en la organización del resto de sus compañeros, para que de manera ordenada puedan recibir la vacuna contra el coronavirus. Agradecieron la gestión realizada por las autoridades del INP y la SESAL.

En dicho establecimiento, la jornada inició con la vacunación de 915 internos y en los próximos días se continuará con la actividad hasta inocular a los 5,810 privados de libertad.

PNFAS ya vacunada

Respecto a la penitenciaria femenina se indicó que entre el viernes y sábado, se logró vacunar a las 932 mujeres privadas de libertad, priorizando a las mayores de 50 años, pacientes con enfermedades crónicas y con discapacidad.

Bessy Ávila, Jefe de Unidad de Salud de PNFAS, mencionó que es de suma importancia vacunar a las mujeres privadas de libertad, tomando en cuenta que, “algunas de ellas están con sus niños (hijos), otras en estado de embarazo y la finalidad de nosotros es proteger y promover la salud, de cada una de las mujeres privación de libertad”. 

Al momento en que nosotros las inoculamos, disminuye el riesgo de contagiarse al tratarse de un centro penitenciario, una población en riesgos, disminuye la posibilidad de contraer el virus Covid-19 y sufrir complicaciones en su estado de salud.

Por su parte, las internas manifestaron, estar muy contentas por la aplicación de la vacuna ya que “creíamos que porque estamos aquí (Penitenciaria Femenina), no íbamos poder tener ese derecho de poder ser inoculadas contra el virus de Covid-19. 

Agradezco a las autoridades por el privilegio de vacunarnos

“Me siento muy bien y agradecida con las autoridades,  porque nos dieron el privilegio de ponernos la vacuna, a pesar de las cosas que han dicho afuera y que nos tienen en mal aquí adentro, a veces las personas no comprenden, pero me siento agradecida y agradecida con Dios primeramente, que tocó el corazón de las personas para que nos trajeran las vacunas”, expresó Belkis.

Pidió a la población que no se preocupen por la aplicación de las vacunas, “porque creo que es lo mejor y creo, que si Dios pone en el corazón de las personas, es porque va a mandar algo bueno, no algo malo. Yo me siento contenta y le doy gracias a Dios… no todos se acuerdan de nosotras aquí adentro, pero Dios pone la semillita en su corazón”.

You may also like