Deportes

Pívot francés elegido como el Jugador Defensivo del Año

0

El pívot francés Rudy Gobert, de los Utah Jazz, fue elegido por tercera vez como el Jugador Defensivo del Año, ingresando en un club muy selecto de gigantes de la NBA.

A sus 28 años, Gobert es el cuarto jugador en la historia que conquista al menos tres ediciones de este galardón, tras Dikembe Mutombo (cuatro), Ben Wallace (cuatro) y Dwight Howard (tres).

El francés, que obtuvo este reconocimiento en las campañas 2017-18 y 2018-19, fue una de las piezas clave para que los Jazz lograran la primera posición general de la NBA en la fase regular.

Gobert promedió 14,3 puntos, 13,5 rebotes, 1,3 robos y 2,7 tapones en 71 partidos de esta campaña para Utah, que se encuentra compitiendo ante Los Angeles Clippers en las semifinales de la conferencia Oeste.

“Hace falta un esfuerzo de equipo, dureza mental, trabajo duro y dedicación”, dijo Gobert a la cadena TNT, que emitió el momento en el que era sorprendido en el vestuario con el trofeo por sus propios compañeros.

“Ha sido un gran año”, se felicitó el pívot de 2,16m de altura. “Pero tenemos un objetivo más alto y es ganar un campeonato”.

Seleccionado este año por segunda vez para el All-Star (Juego de las Estrellas), Gobert recibió un total de 464 puntos en la votación de un panel formado por un centenar de periodistas.

En segundo lugar concluyó el base australiano Ben Simmons (Philadelphia 76ers), con 287 puntos, y en tercero el ala-pívot Draymond Green (Golden State Warriors), con 76.

Los jugadores recibían cinco puntos por cada voto que los nominaba en primer lugar, tres puntos si era segundo y un punto si era tercero.

El anterior ganador del premio, el griego Giannis Antetokounmpo (Milwaukee Bucks), terminó en quinto lugar con 12 puntos.

– “Fuerza estabilizadora” –

En su camino hacia su anhelado regreso a las Finales, los Jazz lideran 1-0 la actual serie ante los Clippers gracias a su triunfo 112-109 del martes.

Gobert selló esa victoria con un estratosférico tapón a Marcus Morris cuando intentaba un último triple en busca del empate.

“Salgo cada noche tratando de ser lo mejor que puedo ser para este equipo y ser su ancla defensiva”, dijo el francés recientemente.

Los Jazz fueron terceros en la NBA en valoración defensiva y segundos en el porcentaje de tiros de campo permitido a sus rivales (44,7%).

Esta fortaleza defensiva ayudó a impulsar a Utah a un balance de 52 victorias y 20 derrotas en la fase regular, la mejor marca de la liga para que un equipo que no pisa las Finales desde las dos que perdió con el dúo John Stockton y Karl Malone ante los Bulls de Michael Jordan (1997 y 1998).

Gobert fue líder de la NBA en rebotes totales (960) y también en porcentaje de tiros de campo, con un 67,5%.

“Las cosas que hace Rudy son únicas, y es una fuerza estabilizadora, especialmente en el aspecto defensivo”, dijo su entrenador, Quin Snyder.

La temporada, hasta ahora, de ensueño de los Jazz ha ayudado a pasar página al convulso 2020 que vivió la franquicia.

Gobert estuvo en el ojo del huracán por su descuidado comportamiento en marzo del año pasado, cuando se convirtió en el primer caso de contagio de covid-19 en la NBA.

La otra estrella del equipo, Donovan Mitchell, también dio positivo por coronavirus, lo que generó un gran distanciamiento entre ellos que amenazó con la ruptura.

Gobert, que se disculpó públicamente por su comportamiento, fue elegido con el número 27 del Draft de 2013.

“Crecí en un pequeño pueblo de Francia, realmente no debía estar aquí”, afirmó. “Si me hubieran preguntado cuando empecé a jugar al basquetbol si iba a ganar el premio al Jugador Defensivo del Año, probablemente no lo habría creído. Tres de ellos es simplemente increíble”.

You may also like