Nacionales

“Gargantas del infierno” odian a los hijos de Dios: Pastor Barahona

0

El pastor evangélico de la iglesia “Mi Viña”, Mario Tomás Barahona, denunció que “hay gargantas del infierno que odian a los hijos de Dios y son muy groseras”.

El gobierno ha ofrecido un bono de 1,500 lempiras durante tres meses a pastores de la tercera edad en calamidad doméstica a causa de la pandemia del COVID-19 al igual que a otros sectores afectados por esa enfermedad. No obstante, algunos analistas han cuestionado la oferta.

En ese sentido, Barahona dijo que “muchas personas reciben cheques del Estado porque fueron funcionarios y ellos bien los pueden recibir por qué no los devuelven; se puede levantar un matón o un narcotraficante, pero no dicen nada pues tienen miedo”.

“Estas parecen gargantas del infierno quienes odian a los hijos de Dios, se ensañan con hombres humildes que trabajan en los pueblos, en las aldeas y cerros”, reiteró.

Noche

“La Iglesia Evangélica realiza una gran labor, la ayuda social que da en forma permanente no la publicamos, es un trabajo poderoso en la restauración de la familia, de hombres que han salido de las drogas y el alcohol, pornografía, prostitución y hasta del sicariato”, destacó el dirigente.

“Se trabaja día y noche, pero el Estado no le paga a un pastor quien no goza de seguro médico ni seguro social, a pesar que son ciudadanos hondureños y pagan impuestos también, entonces, ¿por qué no critican la ayuda que ha hecho el gobierno a la empresa privada y el auxilio que se le ha dado a la lucha contra el COVID-19 ?”, se preguntó.

“Primero, les dijeron a los pastores muertos de hambre, porque deseaban abrir las iglesias durante la pandemia y los acusaron de querer cobrar el diezmo y las ofrendas, de manera que no se le puede llamar a lo bueno malo y a lo malo bueno”, agregó el dirigente.

Sugirió que “no podemos ser groseros, tenemos que sacar el odio y el rencor de nuestros corazones; en la campaña les dan 59 lempiras por voto a los políticos, pero nadie critica eso, es una dádiva”.

“Yo trabajo por la moral de este país y la reintegración de la familia. Le hago un llamado al pueblo hondureño que no se preste a criticar, más bien se requiere trabajar hombro a hombro para combatir la pandemia en nuestro país”, sentenció.

“Nosotros no cobramos honorarios, nos matan si lo hacemos, incluso hay muchos periodistas que se prestan a denigrarnos sólo para levantar su audiencia, no compartimos esas groserías en contra de los humildes pastores”, finalizó.

Dato

L 50 millones proyectan para sectores afectados por la pandemia

You may also like