DeportesPortada

La ‘Seleçao’ no se quedó “enchilado”

0

Con un hombre menos durante un tiempo, Brasil se clasificó a las semifinales de la Copa América-2021 al vencer 1-0 a una combativa Chile en Río de Janeiro y chocará con Perú por un cupo a la gran final en el Maracaná.

Recién ingresado a la cancha, el mediocampista Lucas Paquetá le dio la victoria a la ‘Seleçao’ con un tanto, en el minuto 47 en el que se asoció con Neymar y fulminó al capitán chileno Claudio Bravo.

La anotación fue un premio a la efectividad de los anfitriones en el estadio Olímpico Nilton Santos, donde volvieron a dejar una imagen parca aunque completaron doce juegos sin perder (once triunfos, un empate).

Los chilenos no consiguieron igualar pese a que Gabriel Jesus fue expulsado en el minuto 48 por una durísima patada sobre el lateral Eugenio Mena.

Brasil se citará el lunes en Rio con Perú, revalidando la final de la edición 2019 del torneo de selecciones más antiguo del mundo que ganaron los brasileños.

Los incas vencieron en penales a Paraguay (4-3) más temprano en Goiania.

– Mano a mano –
Dos voladas de dos excompañeros del Manchester City adobaron un partido muy peleado y chocado, pero con escasas chances de gol.

Ederson estiró sus 188 centímetros luego de que Eduardo Vargas bailara con la cadera de Thiago Silva y rematara cruzado. En la segunda, Claudio Bravo, a una mano, despejó un zurdazo violento de Gabriel Jesus desde el borde del área.

Las dos atajadas notables del primer tiempo, una por bando, sembraron nerviosismo en un partido vivo y parejo, digno de los últimos campeones de la Copa América: los australes en 2015 y 2016 y los anfitriones en 2019.

A diferencia de Colombia y Ecuador, que perturbaron a los brasileños en la fase de grupos, Chile le jugó realmente mano a mano a la ‘Canarinha’. El tercer campanazo para los hombres de Tite que volvieron a lucir vulnerables y secos de ideas.

Con frecuencia el DT se movió inquieto en la orilla de la maltrecha grama del Nilton Santos. No era para menos, el uruguayo Martín Lasarte sacrificó un atacante para disponer una línea de tres defensores que complicó su planteamiento ofensivo.

La disposición táctica fue respaldada por el inextinguible carácter combativo de La Roja, que luego puede perder pero siempre sale del campo con la frente en alto.

El único que se vio bajo de punto fue el ‘debutante’ Alexis Sánchez, ausente en la primera fase copera por una lesión muscular. El goleador histórico chileno pasó problemas para engranar con sus compañeros y no salió al campo al regreso del entretiempo.

– El pulso de Tite –
El cuarto de hora de descanso despabiló a la ‘Seleçao’. Los ‘verdeamarelos’ retornaron hambrientos y la muñeca de Tite probó su valía.

El entrenador dio entrada a Lucas Paquetá en reemplazo del intrascendente Roberto Firmino. Antes del primer minuto, el volante del Olympique de Lyon tejió una jugada con Neymar que finalizó, tras un duro derechazo, dentro del arco de Bravo.

El festejo fue efímero, apenas de un par de minutos, por la pérdida de un hombre que con la selección viene en alza después de una temporada floja en el Manchester City: Gabriel Jesus. Transformado en karateka, el atacante pateó la cara de Mena y vio la roja.

Aprovechando la superioridad numérica, Lasarte regresó a los cuatro zagueros y, en medio de un creciente juego fuerte, Chile fue metiendo a Brasil en su área, aunque los locales amenazaron a Bravo en descolgadas de Neymar, su único hombre en punta.

Chile intentó y pudo empatar en un remate seco de Charles Aránguiz que Ederson despejó, pero tuvo problemas para ser dañino.

El último bicampeón dejó el torneo con la cabeza en alto ante un Brasil que soluciona los partidos incluso cuando brilla menos que nunca.