Portada

JOH invita al pueblo hondureño a vacunarse

0

El presidente, Juan Orlando Hernández, hizo un nuevo llamado a los hondureños para que se vacunen contra la covid-19 porque existe suficiente cantidad de inoculantes en el país e insistió en que el proceso de inmunización se necesita para proseguir con la reapertura económica y la generación de empleo.

Hernández, en cadena nacional de radio y televisión, anunció que ya son más de 4 millones los hondureños vacunados y que en el mes de septiembre próximo  se iniciará el proceso de inoculación de jóvenes de 15 a 17 años.

A continuación el mensaje del presidente Hernández.

Compatriotas:

La vacuna, además de salvar vidas, cuida la salud, nos ayuda a salvar empleos y nos ayuda a reactivar la economía más rápido.

El Gobierno ha hecho un enorme esfuerzo, que ya está dando resultados, para tener suficientes vacunas para todos, tanto compradas con fondos de los hondureños como donadas gracias a los contactos bilaterales y multilaterales que hemos logrado afianzar con países amigos y organismos como Covax.

Son 5,7 millones de dosis que tenemos en el país, algunas ya colocadas en los ciudadanos y otras en espera de ser aplicadas como segundas dosis.

Pero necesitamos que todos tengamos la conciencia del peligro que todavía enfrentamos, de nuevas cepas, más mortales y de mayor capacidad de contagio, que ya están en nuestro territorio, y tener la vacuna a disposición, y no vacunarse es un atentado contra uno mismo y contra los familiares y amigos.

El “me hubiera vacunado” resulta ya muy tarde cuando estamos en una unidad de cuidados intensivos, digamos cuando se ha perdido la vida, no esperemos a ese momento para darnos cuenta que la vacuna salva vidas.

¡Por favor, vacúnese!

Desgraciadamente hay sectores que han querido politizar la vacuna, y con sus mensajes negativos han desinformado a muchos para no vacunarse, poniendo así en peligro la vida de miles de hondureños; por favor, no se deje malinformar.

Esos que desinforman son los mismos que decían que íbamos a estar 11 años vacunando, y ya llevamos más de la mitad de personas protegidas.

Esas personas se opusieron en el Congreso Nacional a que el país pudiera comprar vacunas directamente de los laboratorios, pero también criticaron que la recibíamos gratis, es decir, no querían ni una, ni otra opción.

Hasta dijeron que no eran ciertos los contratos con Sputnik V y con Pfizer, pero ya esas vacunas nos ayudaron a proteger a un millón de hondureños.

También nos criticaron por confiar en Covax, y hoy ya hemos recibido más de 3 millones de dosis, sin que le cueste un centavo al pueblo hondureño.

Después, lamentablemente, enviaron mensajes que confundieron a miles de compatriotas que ahora no quieren vacunarse, además de otros que por decisión propia no lo han hecho. Yo les pido a los últimos que reflexionen. Es una pena la irresponsabilidad de algunos sectores, que les puede costar la vida a muchos hondureños.

Pese a todo, ya hemos logrado vacunar a más de 4 millones de hondureños. Eso es más de la mitad de los 7 millones que es nuestra meta. Tenemos ya 1,3 millones de ciudadanos con segundas dosis, es decir el 25 % de nuestro objetivo inicial.

Es un muy buen número, en tan poco tiempo de estar vacunando, pero nos preocupa que cada vez las filas de personas, buscando la vacuna a, se hacen más cortas.

Nos preocupa que las mujeres embarazadas no se vacunen.

¡Vacúnense!

Los vacunatones han ayudado enormemente. Solo el fin de semana logramos colocar cerca de 130.000 dosis en Francisco Morazán. Y de ese número más de 104.000 personas lograron completar su cuadro de vacunas y otras 25.000 con primera dosis.

Sin embargo, según datos de la Secretaría de Salud, hay más de 10.000 personas en Francisco Morazán que les tocaba su segunda dosis esta semana y no llegaron a aplicársela, y al no tener su cuadro completo de vacunas, tarde o temprano queda completamente a merced de la pandemia.

Por favor, el mensaje para estos 10.000 compatriotas es: aplíquense su segunda dosis cuanto antes, después puede ser muy tarde.

El haber iniciado a vacunar en centros comerciales, estadios y en iglesias ha sido muy positivo; es una práctica que vamos a llevar a todas las ciudades del país y pronto iremos de comunidad en comunidad.

Una buena noticia es que en septiembre comenzamos a vacunar a jóvenes de 15 a 17 años en todo el país; a manera de piloto ya en algunas ciudades hemos vacunado a menores de 18 años, pero ya estamos en capacidad de comenzar a proteger a nuestros hijos y nietos.

¿A qué nos ayuda esto?

A comenzar en más centros educativos las clases semipresenciales y presenciales.

Recuerde: la vacuna no sólo salva vidas, cuida su salud, salva su empleo, su negocio y también ayuda a reanudar clases presenciales o semipresenciales más rápido.

En los lugares donde hay más alto porcentaje de vacunación, como por ejemplo en las zonas turísticas, las actividades normales se reanudan, la gente recupera sus ingresos, los niños comienzan a ir a sus escuelas y la vida se reanuda con la nueva normalidad.

Para los más de 4 millones de hondureños que ya se vacunaron, recuerden que, aunque tengan ya su segunda dosis, necesitamos continuar con las medidas de bioseguridad, uso siempre de mascarilla, lavado de manos con agua y jabón, o gel con alcohol, y distanciamiento físico.

Vacuna más cuidado, igual a protección para todos.

You may also like