Nacionales

Inaugura proyecto de emergencia en respuesta a Eta e Iota

0

San Pedro Sula (Cortés).- Al menos nueve mil damnificados de los departamentos de Cortés y Santa Bárbara serán beneficiados con el Proyecto de Emergencia en Respuesta a las Tormentas Tropicales Eta e Iota, que ejecutará la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con fondos del Gobierno de Japón.

La inauguración del proyecto de emergencia se realizó en las instalaciones del macroalbergue habilitado en el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop), el cual busca apoyar los esfuerzos de asistencia humanitaria del Gobierno de Honduras en las zonas afectadas por los fenómenos naturales.

En el evento participaron la primera dama, Ana García de Hernández, en representación del presidente Juan Orlando Hernández; el embajador del Gobierno de Japón, Norio Fukuta; el jefe de misión de la OIM en Honduras, Jorge Peraza, y la coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas en el país, Alice Shackelford, así como autoridades gubernamentales y locales.

Entorno seguro y saludable

La iniciativa ejecutada por la OIM, en conjunto con el Gobierno de Honduras, a través de la Secretaría de Estado en los Despachos de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco), se centrará en proporcionar asistencia a la población desplazada en treinta albergues de Cortés y Santa Bárbara.

Con la intervención, se busca facilitar un entorno de vida segura y saludable con privacidad y dignidad para las familias que no han regresado a sus hogares y que todavía se encuentran en los albergues habilitados.

La ayuda por parte del Gobierno de Japón, consiste en la entrega de kits de alimentación, aseo personal y equipo de bioseguridad para treinta refugios temporales que continúan atendiendo a los afectados por las tormentas Eta e Iota.
Además, se colocó la primera piedra para las obras de reparación y readecuación del macroalbergue del Infop, ubicado en San Pedro Sula.

Serán diez los centros de refugios temporales, ubicados en San Pedro Sula, Omoa y Santa Bárbara, los que serán beneficiados con la entrega de equipamiento, para la construcción de infraestructura, reparaciones básicas, mejoras del sistema eléctrico, duchas, red de agua potable, a fin de garantizar espacios seguros.

El proyecto será ejecutado por la OIM, con fondos del Gobierno de Japón, con una inversión de 1.1 millones de dólares (26.5 millones de lempiras).

Asistencia humanitaria

La primera dama, Ana García de Hernández, expresó que el apoyo brindado a Honduras, por parte del Gobierno de Japón, forma parte de los fuertes lazos de amistad que unen a ambas naciones a los largo de los años.

Agregó que el proyecto que se activó este viernes servirá para fortalecer los esfuerzos emprendidos por el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández desde el pasado mes de noviembre a través de los programas No Están Solos y Honduras Se Levanta, los cuales buscan brindar asistencia humanitaria a los miles de afectados por los fenómenos naturales.

La esposa del mandatario hondureño expresó el compromiso del Gobierno de Honduras con las personas que fueron afectadas por el paso de Eta e Iota.

Y reiteró el mensaje de que “no están solos, que seguimos trabajando para que en poco tiempo puedan ustedes reubicarse en sus hogares de manera definitiva, con todas las condiciones dignas que las familias hondureñas se merecen”.

García de Hernández externó su agradecimiento por el apoyo que ha brindado la comunidad internacional al pueblo hondureño durante la crisis provocada por la pandemia de covid-19 y las tormentas tropicales.

Asimismo, recordó que con el fin de apoyar a las familias afectadas, en diciembre del 2020, el Estado de Honduras creó el bono de protección social denominado No Están Solos, con el objetivo de brindar un apoyo económico a hogares afectados.

Se llegará a 60 mil hogares en las zonas más dañadas con una transferencia monetaria de cinco mil lempiras en una primera etapa, y se complementará con otro pago de tres mil lempiras.

Además de otros beneficios sociales, Créditos Solidarios y entrega de paquetes de ayuda humanitaria.

Por su parte el embajador del Gobierno de Japón en Honduras, Norio Fukuta, expresó su solidaridad con cada uno de los hondureños que fueron desplazados a los diferentes albergues del país.

“Reconocemos que el año 2020 ha representado un año muy difícil para todos, por la pandemia de la covid-19, con la cual debemos de seguir luchando sin bajar la guardia, y por las tormentas tropicales Eta e Iota”, dijo Fukuta.

Remarcó la pronta respuesta de cooperación por parte del Gobierno de Japón para con el pueblo de Honduras, la cual se ejecutará en el menor tiempo posible, porque, según el diplomático, la misión de su país es ayudar.

“Hoy estoy contento y agradecido por estar aquí en San Pedro Sula y decirle que ‘no están solos’; los hondureños son amigos de los japoneses y por eso continuaremos acompañando los esfuerzos que permitan al pueblo de Honduras vivir con salud y bienestar”, concluyó el embajador.

—–DATOS
-Al 25 de noviembre de 2020, Copeco reportó 437.212 personas evacuadas, 96.649 personas albergadas, 10 desaparecidos, 24 heridos y 95 fallecidos, situación que dejó luto y dolor en los hondureños.
-En la actualidad, de acuerdo a datos revelados por Copeco, se encuentran 69 albergues habilitados, 1.102 cerrados y 93.700 personas han tenido un retorno seguro hacia sus hogares.

You may also like