Al "Chilazo"Portada

El máximo jefe marero de la MS-13, “Viejo Dan”, cae con $407 mil en Nicaragua

0

David Elías Campbell Licona, alias “Viejo”, “Viejo Dan” o “Don David”, a quien la Fiscalía identifica como uno de los máximos líderes y de alta peligrosidad de la Mara Salvatrucha (MS-13), en Honduras, fue detenido junto a otro hondureño de nombre José Arturo Rivera Carranza y cuatro personas más en Nicaragua, durante el decomiso de más de 407,000 dólares supuestamente relacionados con el narcotráfico.

La detención fue confirmada ayer lunes la Policía nicaragüense, en la que a los dos hondureños los arrestaron el pasado sábado, en un operativo contra el crimen organizado en las ciudades de Managua y Masaya, en la zona Pacífico.

“Investigadores policiales realizaron registros en seis viviendas utilizadas por los delincuentes, ocupando 16 paquetes de forma rectangular envueltos con cinta adhesiva, color negro, conteniendo dinero en moneda extranjera.

Asimismo, se ocuparon seis automóviles, dos camionetas, dos motocicletas y un arma de fuego”, detalló el segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, Victoriano Ruiz.

El total de dinero en efectivo incautado fue de 407,029.00 dólares, según el jefe policial.
Junto con los hondureños fueron aprehendidos cuatro hombres más identificados como David Obed Ruiz, Kevin Johnny Víctor Espinoza, Rafael Antonio Huerta Ruiz y Carlos Manuel Olivas, cuya nacionalidad no fue revelada por la Policía.

De acuerdo con la información oficial, tanto los arrestados como los vehículos y el dinero incautado contenían partículas de cocaína.

La Policía también indicó que una pistola decomisada durante los arrestos había sido “recién disparada”.

LIDER DE LA MS-13

De acuerdo a los datos proporcionados anoche por agentes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), alias “Viejo”, “Viejo Dan” o “Don David” tiene una orden de captura pendiente emitida durante la ejecución del operativo Avalancha I en el 2016.

Los delitos por los cuales estaría siendo procesado son por asociación para delinquir, extorsión, lavado de activos, entre otros.

Durante el marco de este operativo, trascendió que el jefe de seguridad de Campbell era un subcomisionado de la Policía Nacional quien supuestamente usaba las mismas patrullas para darle protección, el señalado haciendo uso de su sistema de inteligencia logró evadir la justicia en ese entonces por primera vez, en esa acción se detuvo a su hijo quien lleva su mismo nombre y quien guarda prisión en una cárcel del país.

La segunda vez en la que la fiscalía junto con la ATIC quisieron detener al ahora arrestado en Nicaragua fue cuando les alertaron que el peligroso cabecilla se encontraba en una de sus propiedades ubicadas en la colonia La Meseta de San Pedro Sula, pero aparentemente fue informado de las acciones por las que huyó antes de que fuera detenido.

Según la ATIC, Campbell Licona, era el encargado de manejar las finanzas de esta asociación criminal, cuando se ejecutó la operación Avalancha l, permitió la incautación de cientos de propiedades, vehículos y al me L200 millones en cuentas bancarias producto de la extorsión entre otras actividades ilícitas.

TENÍA A SU MANDO A MÁS DE 60 POLICIAS

El ahora arrestado en Nicaragua fue investigado por autoridades policiales supuestamente por varias irregularidades que cometía, de igual forma, se cuenta con un informe realizado por agentes especiales de la Policía de Colombia y de Estados Unidos en coordinación con autoridades hondureñas, cuyos resultados están plasmados en un pormenorizado informe de inteligencia del Sistema Estratégico de Recolección, Cotejamiento, Análisis y Archivo de Información (Sercaa) de la Policía el cual trascendió en el 2017.

En el documento se detallaba que esta persona pagaba una nómina de más de 67 altos oficiales y agentes de la Policía Nacional, quienes se encargaban de proveerles armas tanto a la MS-13 como a la pandilla 18.

De igual manera se precisaron los nombres, rangos y números de identidad de los policías, entre agentes de la escala básica, oficiales de la escala ejecutiva y superior, incluyendo a un director general que estaba al servicio de la MS, los cuales en la actualidad se encuentran fuera de la institución.

Entre los investigados en ese momento se encontraban un general, dos comisionados generales, cuatro subcomisionados, seis comisarios, cuatro subcomisarios, ocho inspectores, cinco subinspectores, 34 agentes y suboficiales de la escala básica, dos secretarias de la Policía y un fiscal.
En esta lista figuraban también que trabajaban para la MS-13, supuestamente los policías Álvaro Guillermo Mejía Vargas y Juan Manuel Ávila Meza, quienes se entregaron voluntariamente a la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos.

El informe también establece que todos estos policías rendían cuentas de manera puntual a David Elías Campbell Licona y a su hijo Elías Campbell Ríos.

En el operativo Avalancha I fue arrestado Alvaro Ernesto García Calderón subcomisario de la Policía Nacional el cual se encuentra con sentencia condenatoria por varios delitos, asimismo, se judicializaron a dos líderes de la MS-13, uno de ellos Alexander Mendoza alias “el Porky” actualmente prófugo de la justicia y Jairo Anwar Orellana Recinos segundo al mando y quien fue asesinado en la cárcel de Siria en diciembre del año pasado. (Tomado de latribuna.hn)

You may also like