Internacionales

Disuelto parlamento israelí y van a cuartas elecciones en 2 años

0

El Parlamento israelí se disolvió este miércoles a medianoche, con lo que se convocarán nuevas elecciones, las cuartas en dos años, confirmando la imposible unión de Benjamin Netanyahu y Benny Gantz en un mismo gobierno.

La unión forzada duró poco. Ocho meses como mucho, antes del divorcio y el retorno a la campaña electoral, esta vez con la pandemia de COVID-19 y el proceso por corrupción del primer ministro, Benjamin Netanyahu, como telón de fondo. Según lo previsto, los comicios se celebrarán a finales de marzo.

El miércoles a medianoche, la Knéset quedó disuelta después de que el gobierno “de unión y de emergencia”, formado en abril por Benjamin Netanyahu y su otrora adversario Benny Gantz, no lograran alcanzar un acuerdo sobre los presupuestos del Estado.

Tras tres comicios legislativos que no dieron un vencedor claro entre Netanyahu y Gantz, los dos candidatos decidieron enterrar el hacha de guerra en abril para hacer frente a la pandemia del COVID-19, formando un Ejecutivo de unidad que ponía fin a la crisis política más larga de la historia del país.

El acuerdo incluía una rotación en el puesto de primer ministro y estipulaba que el gobierno adoptaría un único presupuesto para dos años (2020 y 2021), pero el partido Likud, de Netanyahu, propuso votar dos presupuestos diferentes, lo que la formación centrista Azul y Blanco de Gantz rechazó.

Este punto se convirtió en el talón de Aquiles de la coalición y también, según la prensa israelí, en el detonante de las tensiones entre Netanyahu y Gantz.

Para evitar que se cumpliera el plazo y se tuvieran que convocar nuevas elecciones, la formación de Benny Gantz hizo una propuesta de último minuto: votar dos presupuestos separados, uno a finales de diciembre y otro a principios de enero.

Pero la idea no prosperó y el martes los diputados la rechazaron con 47 votos a favor y 49 en contra.

You may also like