De Todo Un Poco

‘Crepúsculo’ podría tener dos películas más

0

Hace más de 10 años, conocimos por primera vez a una de las parejas más amadas/odiadas del cine: Bella Swan y Edward Cullen, interpretados por Kristen Stewart y Robert Pattinson, en la saga fantástica de Crepúsculo (título original, Twilight)

Durante cinco películas –basadas en las cuatro novelas escritas por Stephenie Meyer– tuvimos la oportunidad de disfrutar y sufrir su adolescente y profundo amor.

El final del quinto filme, The Twilight Saga: Breaking Dawn – Part 2, la historia de Bella y Edward parecía cerrar con broche de oro. Su amor ya podía ser hasta la eternidad y la vida de su hija Reneesme ya no iba a ser amenazada por los Volturi.

A pesar de conocer el final, los fans siempre se emocionan cuando Stephenie Meyer empieza a explorar la historia de Crepúsculo.

La autora estadounidense recientemente conmocionó a miles con el lanzamiento de Midnight Sun (Sol de Medianoche en español), novela que explora todos los sucesos que vimos en el primer libro de Twilight, pero desde la ojos de Edward.

Es casi un hecho que nunca veremos en cines una película basada en Midnight Sun, o por lo menos no con el cast que conocimos en 2008. No obstante, lo que sí puede ser probable es la producción de uno o dos filmes más que se sumen a la exitosa saga.

Durante una entrevista para Books-A-Million, Stephenie Meyer confesó que tiene suficientes ideas para crear dos libros más para The Twilight Saga.

Estas novelas no serán ni una precuela ni un spin-off enfocado en alguno de los personajes que ya conocemos, sino más bien serán secuelas de Breaking Dawn, las cuales podrían también tener su adaptación al cine.

Meyer advirtió que por lo menos la primera parte estará ambientada específicamente cuatro años después de los sucesos de Breaking Dawn, en donde podremos volver a ver a unos viejos conocidos: los Volturi.

Al final de Breaking Dawn, los Volturi aceptan que Reneesme no es una amenaza para los vampiros y así se evita una sangrienta batalla donde varios iban a tener una muerte terrible.

A pesar que el enfrentamiento no se da, queda abierta la posibilidad de que la legendaria familia de Volterra busque venganza por la humillación que los Cullen les causó.

Por esta razón, los Volturi van a ser uno de los villanos principales de las siguientes dos novelas. En palabras de Stephenie:
Obviamente, hay que lidiar con los Volturi. Ellos son los grandes malos y claramente no van a dejar solos a los Cullen.

Meyer tiene grandes planes para el futuro de Twilight, los cuales también podrían ser adaptados a la pantalla grande. Sin embargo, la autora dejó en claro que más allá de tener estas ideas, realmente NO es uno de sus próximos proyectos.

Mas bien, Stephenie está en la búsqueda de crear un nuevo universo, ajeno a todo lo que ya hizo.

«Tengo muchas ganas de hacer un mundo nuevo, nuevas reglas y nueva mitología. La mitología es lo mío, así que me entusiasma crear algo nuevo en lugar de seguir las viejas reglas que ya tengo».

Por lo tanto, antes de conocer el futuro de Twilight tanto en papel como en el cine, nos adentraremos a un nuevo universo de la autora.

Revelaron qué hacía Edward Cullen mientras Bella dormía y ahora no nos parece tan creepy.

Las 10 parejas más lindas del cine que no compartían la misma especie (o plano existencial)

La relación de Edward Cullen y Bella Swan es de aquellas que amas u odias, no hay punto medio. Sin embargo, aunque seas #TeamEdward debes aceptar que más allá de los grandes actos de amor que tiene este vampiro con su amada, existen otros más que rayan en lo creepy, enfermo, y sí, tóxico.

Uno de los momentos más raros y que sin duda confirman que Edward es un acosador es en el primer libro o película de Twilight en donde el “joven” vampiro se desliza por la ventana de Bella y la mira dormir.

En la película, después que Bella se da cuenta, Edward le explica que lleva meses viéndola perdida en sus sueños y que es algo que le encanta hacer.

Entendemos –un poco– su fascinación por verla dormir ya que él no puede hacerlo. Sin embargo, eso no justifica lo aterrador que es que durante meses se haya escabullido por las noches a la recámara de Bella y haya estado durante horas en la oscuridad observándola.
Instagram

A diferencia de muchas mujeres que verían su privacidad violentada y hubieran alejado a una persona así de sus vidas, a Bella parece no importarle que Edward pase sus noches con la mirada fija en ella.

No obstante, para nuestra sorpresa el vampiro enamorado no sólo pasaba horas fascinado viéndola dormir, sino que también hacía otro par de acciones en pro de la seguridad de Bella.
Instagram

En Midnight Sun (Sol de Medianoche en español), obra que explora todos los sucesos que vimos en el primer libro de Twilight, pero desde la perspectiva de Edward, Stephenie Meyer nos reveló que además de ser un stalker nocturno, Cullen mataba arañas.

Así es, si Edward veía alguno de estos arácnidos caminar por la habitación de Bella, se apresuraba a matarlo para evitar que su amada sufriera una picadura.

La usuaria de Twitter @galacticidiots compartió justo el fragmento en donde Edward lleva a mejor vida a una araña vagabunda que está cerca del borde del armario de Bella.

Si alguna vez te has preguntado qué hace él mientras ella duerme, aquí está. Mata arañas. De repente, no me importa mucho el acoso.

«Una pequeña araña marrón salió del borde de la puerta del armario. Mi llegada debe haberla perturbado. Eratigena agrestis –una araña vagabunda, por su tamaño un joven macho. Anteriormente considerada peligrosa, un estudio científico más reciente ha demostrado que su veneno no tiene consecuencias en los humanos. Sin embargo, su picadura aún es dolorosa … Extendí un dedo y la aplasté en silencio.

Quizás debería haber dejado a la criatura en paz, pero la idea de que algo la lastimara era intolerable. Y luego, de repente, todos mis pensamientos también se volvieron intolerables.

Porque puedo matar a todas las arañas de su casa, cortar las espinas de todos los rosales que ella pudiera tocar algún día, bloquear todos los autos a toda velocidad que se acercaran a una milla de ella, pero no hay ninguna tarea que pueda realizar que me haga diferente a lo que soy. Me quedé mirando mi mano blanca, como una piedra, grotescamente inhumana, y me desesperé».

Este fragmento además de dejar en claro el gran conocimiento taxonómico y científico de Edward sobre arácnidos, muestra que Cullen no sólo mataba arañas sino también se sumergía en pensamientos bastante oscuros sobre el amor que siente hacia Bella y su imposibilidad de dejar de ser un vampiro.

En otra página del libro también leemos que Edward incluso le puso aceite a la ventana de la habitación de Bella para que dejara de rechinar y así poder entrar a su cuarto sin despertarla. No hay duda que es un stalker precavido.

Hey, al menos hizo un poco de trabajo de mantenimiento en la casa mientras acosaba.

«Bella estaba durmiendo tranquilamente cuando subí a la ventana de su habitación el lunes por la mañana. Llevé aceite para engrasar el mecanismo –rindiéndome por completo al terrible mal– y ahora la ventana se mueve silenciosamente».

Con estos pequeños fragmentos conocemos que mirar fijamente a Bella mientras duerme era la principal pero no la única acción de Edward; matar arañas, mal vibrarse con «pensamientos intolerables» y reparar ventanas también fueron parte de las cosas que hizo durante sus meses de acosador nocturno.

You may also like