Nacionales

Cardenal Rodríguez: Políticos no deben ponerse a la altura de Dios

0

El arzobispo de Tegucigalpa, cardenal Oscar Rodríguez, expresó  en la homilía dominical, que ningún César, ningún ídolo, ningún diosecillo, ningún caudillo y “ningún político puede ponerse a la altura de Dios”.

“Sólo a Dios debemos servir y sólo a El dar culto, El es el Señor absoluto de nuestras vidas, a Dios debemos darle lo que es suyo, es decir, nuestro corazón, nuestro pensamiento y nuestro amor”, sugirió.

“Cuando le damos a Dios lo que es de Dios, entonces entramos en un camino de verdadera libertad, de felicidad plena y de sentido para nuestra vida, ahí sí podemos hacer todas nuestras actividades de nuestra vida, incluso la actividad política, ordenando una jerarquía de valores”, afirmó el conductor de la grey católica.

El cardenal Rodríguez agregó que “Dios también nos dice hoy, rompan con esa ambición de poder y tener que puede estar ahí en sus corazones o con las necesidades exageradas de reconocimiento que los hacen esclavos, traten de ser libres de verdad”.

Cultura

Para el Arzobispo de Tegucigalpa, “hoy no resulta tan fácil ser verdaderamente libres, en mayor o menor medida estamos condicionados por nuestro entorno, por la cultura dominante del tener y de buscar placer a cualquier coste, no podemos dejarnos arrebatar la libertad interior”.

“El César de hoy, llámense gobernantes, llámense instituciones, llámense políticos o instituciones económicas  transnacionales, parece que se quiere imponer como el único poder sobre el mundo o la única realidad”, afirmó.

“Los seguidores de Jesús también necesitamos una forma distinta de vivir y de organizarnos sin que el dinero se convierta en su Dios”, agregó.

“Casi cada día vemos cuanto asesinato por la extorsión, es verdaderamente intolerable en una sociedad en que debemos respetamos todos como hijos de Dios, que haya delincuentes que han divinizado el dinero de cualquier manera matando por la extorsión”, deploró.

“Lo peor es que esos grupos trafican con la muerte a través de la droga y da tristeza tanta gente atesora grandes cantidades de dinero, que es dinero de sangre, dinero de muerte y eso es haber cambiado al verdadero Dios por el dios dinero”, finalizó.

You may also like