Nacionales

Cardenal Rodríguez: Ahora, el mandamiento más importante es si tengo internet

0

El arzobispo de Tegucigalpa, cardenal Oscar Rodríguez, expresó hoy en la homilía dominical que ahora, el mandamiento más importante es si tengo Internet o “cuántas horas voy a pasar pegado a la pantalla del ordenador o del teléfono celular”.

“Estamos dispersos en muchas direcciones y nuestra sociedad corre el riesgo de ser una sociedad fragmentada y a esto le añadimos una nueva fragmentación: 14 partidos políticos y la búsqueda simplemente de ver en qué planillas me van a poner”, afirmó.

Dijo que “verdaderamente estamos en una situación de mucha complejidad y por otra parte los medios de comunicación, nos bombardean con publicidad vendiéndonos mil productos importantes como una medicina para resolverlo todo”.

Momento

“Pero llega un momento” señaló el cardenal Rodríguez, “en que tenemos que hacer silencio y preguntarnos: ¿qué es lo más importante en mi vida, qué es lo que le da sentido a mi vida, qué es lo prioritario para mí?”

“¿Me doy tiempo para considerar lo prioritario o estoy enredado en mil problemas, a dónde vamos con este individualismo, en el que lo más importante es estar bien, pero desconectados de lo verdaderamente esencial?”, analizó.

“Es una premisa necesaria sentirse amado, es una condición indispensable para saber amar. Nos experimentamos que valemos algo cuando realmente alguien nos ama, por eso que importante que los padres de familia sepan mostrarles a los hijos que los aman”, sugirió.

Deploró que “tristemente en el camino pastoral encontramos personas llenas de resentimiento, llenas de heridas no sanadas, de algunos que nos dicen jamás mi padre me dio un beso, jamás mi padre me hizo una caricia o me dijo, te amo”.

Cuestionó que “la existencia de un machismo sin sentido, ha creado muchas veces actitudes que, en lugar de construir, destruyen, una caricia, un beso a un niño no es que lo van a ser homosexual, es decirle sin palabras tú eres importante para mí”.

“Pero cuando se crece con vacíos afectivos, esos tienden a llenarse a lo largo de la vida, por eso el Evangelio de hoy no es una rutina más, es la clave, es una condición indispensable para poder amar”, concluyó el conductor de la Iglesia Católica.

You may also like