Al "Chilazo"

Admite mentir “el cachiro”

0

NUEVA YORK. – En el cuarto día del juicio contra el asesino y narcotraficante confeso, Devis Leonel Rivera Maradiaga “El Cachiro”, admitió haber tenido la intención de trabajar con la Administración de Control de Drogas (DEA), negar información antes de su entrega al gobierno de Estados Unidos; y desconocer algunas muertes ordenadas de las que se contabilizan 78.

“Me sentí amenazado por la (Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC), antes de haber colaborado o trabajado con la DEA porque me estaban quitando mis bienes”, señaló y agregó que “después de haberme quitado mis propiedades no seguimos con el narcotráfico”, afirmó al inició El Cachiro.

–Consultado por la fiscalía sobre dónde fue las reuniones con agentes de la DEA?
Rivera Maradiaga contestó que en Belice y en Honduras, pero “no se recuerda de su primer encuentro con agentes de la DEA, ni la fecha y país de la reunión”.

“Me sentía acorralado porque la oficina de la DEA y la oficina del Distrito de Nueva York, me mencionaron a mí y a mi hermano con la OFAC”, indicó el asesino y narcotraficante confeso.

“La preocupación era que me iban a venir a buscar a mí y a mi hermano y arrestarnos”, al tiempo que agregó que “la otra preocupación que tenía es que con la información que teníamos de los políticos corruptos nos podían matar”, subrayó Rivera Maradiaga.

“Entonces yo decidí entregarme a la DEA. Eso fue aproximadamente en 2015”, apuntó y dijo “al ser arrestado dije que aceptaba dos delitos”.
Y posteriormente, al ser consultado por la defensa de Geovanny Fuentes:

–¿Usted es el responsable del asesinato de 78 personas? “Sí, señor”, contestó El Cachiro.
Asimismo, admitió haber tenido una planilla de sicarios que eran pagados para “matar a personas que eran seleccionadas”.
Luego entró El Cachiro en otra contradicción nuevamente al afirma que “yo ordenaba a matar, pero no participaba directamente”.
“En algunas ocasiones los sicarios ponían el precio para ejecutar las muertes”, acotó Rivera Maradiaga.
“Nosotros estábamos inclinados al objetivo (muertes selectivas)”, puntualizó.

–Consultado nuevamente por la defensa: ¿A usted no le importaba si sufrían?” No, señor. Me beneficiaba a mí y a los que participaban en ello”.
Y agregó el abogado: ¿Usted realizaba las torturas? “Sí, personalmente o a veces solo estaba presente. Disfrutaba cuando mataban al objetivo, pero no al familiar”, contestó en tono de burla y satisfacción El Cachiro.

MÁS INCONSISTENCIAS

–Defensa: ¿Cuándo usted se reúne con el Gobierno, fue con agentes especiales de la DEA?
El Cachiro: Sí, señor.

–Defensa: ¿Y antes negoció con ellos ciertas cláusulas, y se reunió con Sandalio?
El Cachiro: No recuerdo, señor.

–Defensa: ¿No recuerda con el agente que se reunió?
El Cachiro: No recuerdo, señor. Fue con varios agentes y fiscales.
Fue en Belice y en otros países la reunión.

–Defensa: ¿Usted recuerda haber ido a la primera reunión en Belice?
El Cachiro: No, recuerdo si fue en Belice o en Honduras. Eso fue a través de mi abogado René Soto Ríos.

–Defensa: ¿Antes de que negociara con la DEA contrató a un abogado?
El Cachiro: Fue un abogado estadunidense, así es.
Él se puso en contacto con la DEA.
Yo me reuní con ellos en varios países, y no tenía miedo.

–Defensa: ¿Cuánto tiempo fue antes de la reunión para contratar al abogado Soto Ríos?
El Cachiro: Primero me reuní con el abogado y después con el Gobierno de Estados Unidos.

–Defensa: ¿Cuánto tiempo fue eso?
El Cachiro: Aproximadamente entre 1 o 2 meses de 2013.

–Defensa: ¿Le tomó algún tiempo a su abogado poder negociar su entrega?
El Cachiro: Unos meses.

–Defensa: ¿La primera reunión cuándo fue, el 30 de noviembre de 2013?
El Cachiro: No recuerdo la fecha, pero si fue en noviembre y no recuerdo si fue en Honduras o en Belice.

–Defensa: ¿Recuerda haberse reunido con agente de la DEA?
El Cachiro: Recuerdo haberme reunido con un agente de Miami.

–Defensa: ¿Le dijeron que si usted mentía jamás iba a lograr un acuerdo?
El Cachiro: Así es.

–Defensa: ¿Le dijeron que si mentía después podía romperse ese acuerdo?
El Cachiro: Así es. Para eso fue la reunión, para empezar a trabajar con ellos.

–Defensa: ¿En algunas de las reuniones con los fiscales o con agentes le dijeron que retuviera información le iba a perjudicar?
El Cachiro: No, sabía. Yo les dije toda la verdad a los fiscales de los homicidios.
En ese momento, yo retuve información y dije que el señor Mata había matado a Landaverde.

–Defensa: ¿Usted acepta haber mentido sobre lo de la muerte de Landaverde?
El Cachiro: Sí, señor. Los traqueteros y narco políticos me podían hacer daño.

(Fuente de información Inner City Press)

You may also like