Enmarcados en la estrategia operativa liderada por las Fiscalías del Triangulo Norte, quienes pusieron en marcha la Operación Escudo Regional VII, con la finalidad de dar captura a piezas claves del mundo criminal de las maras y pandillas, desde la FNAMP se desarrollaron una serie de acciones en todo el país.

Se realizaron una serie de allanamientos autorizados por jueces del Poder Judicial, además que se le dieron cumplimiento a varias órdenes de captura, con ello se logró darle captura a más de 43 miembros de Maras y Pandillas quienes eran los responsables de la ola de violencia que se venia experimentando en las principales ciudades.

Los investigadores dieron a conocer que los capturados eran los responsables de venir ejerciendo el cobro de extorsión en contra de comerciantes y transportistas de diferentes zonas, además de estar implicados en sicariato y la venta de drogas; con estos ilícitos mantenían sumergidos en un ambiente de terror y zozobra a los pobladores de diferentes comunidades.

Dentro de estas capturas se resalta la de algunos coordinadores de plazas para la venta de drogas de estas organizaciones criminales, quienes también tenían a su cargo a sicarios fuertemente armados, los que estaban detrás de varios homicidios que se han registrado en días recientes.

Así mismo la captura de estos 43 miembros de Maras y Pandillas permitieron el decomiso de al menos 1.5 millones de lempiras como parte de los recursos ilícitos que obtenían producto de sus actividades criminales, se les decomisó también varias armas de fuego entre cortas y largas con municiones de todos los calibres, droga y varios vehículos.

Estos resultados reafirman el compromiso que existe desde la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas de seguir reforzando sus operaciones en todo el país, con el único objetivo de seguir dando una respuesta inmediata ante los ilícitos que son generados por organizaciones criminales, dándole mayor énfasis al combate de los homicidios, la extorsión y el tráfico de drogas.

Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas y el Ministerio Público en el marco de FUSINA, alcanzan los objetivos establecidos en la planificación de la Operación Escudo Regional y así debilitar significativamente a las organizaciones crimínales maras y pandillas, para mejorar la seguridad en Honduras y ademas contribuir al bienestar de la Region del Triángulo Norte de Centro America.

Las fuerzas de seguridad, justicia e investigación crimínal de Honduras, El Salvador, Guatemala, Mexico y Estado Unidos, juntos, son el Escudo en la Región, contra las Organizaciones Crimínales de maras y pandillas.

You may also like