Nacionales

Cardenal Rodríguez:  Lo que hemos vivido con estos dos huracanes no nos puede dejar indiferentes 

0

El Arzobispo de Tegucigalpa, cardenal Oscar Rodríguez, expresó hoy en la homilía dominical, que lo que hemos vivido con estos dos huracanes Iota y Eta, no nos puede dejar indiferentes a todos los hondureños.
 
Los fenómenos naturales, en su trayectoria por Honduras, provocaron muerte, lluvias, damnificados y destrucción en el campo. Sigue la alerta roja y miles de damnificados se encuentran en albergues todavía. Asimismo, más de 4 millones de personas resultaron afectadas por las inundaciones, deslaves y derrumbes. Hasta el momento van 16 fallecidos por Iota.    
 
El conductor de la grey católica subrayó que “lo que hemos vivido con estos dos huracanes la destrucción y la devastación no nos puede dejar indiferentes y vuelvo a decir, gracias a todos los que han sido generosos, aquí en esta basílica cuanta ayuda, cuanta generosidad de nuestro pueblo”.
 
“Pero pasada la primera tormenta corremos el riesgo de caer en la indiferencia, ya eso pasó, no, no ha pasado. Hemos compartido con la diócesis de San Pedro Sula y la del Progreso para poner un granito de arena en favor de todos los damnificados que han sufrido mucho”, sostuvo.
 
“Estamos precisamente con esa actitud, pero no para sonar bombos y platillos y estar poniendo simplemente propaganda de lo que estamos haciendo, de ninguna manera, eso es permanecer vigilantes y salir al encuentro del Señor con las obras de misericordia”, enfatizó.     
 
“Tantas personas están sufriendo allá en el Valle de Sula, la Lima, limpiando sus casas de tanta cantidad de fango, barro y lodo con la idea de que puedan volver a empezar y es la esperanza la que los mueve”, agregó.
 
Vacuna
 
“Muchos esperan que salga la vacuna contra el COVID-19, claro que es muy licito esperarlo, pero esa no será ninguna salvación. La salvación viene del Señor Jesús”, dijo.
 
“Si lo que se espera que muy pronto salga la vacuna es para que volvamos atrás y pensemos que eso es volver a la normalidad estamos equivocados, porque ya la normalidad no es volver atrás a la misma indiferencia, a la misma mediocridad y a los mismos pecados”, subrayó.

“Corremos el riesgo de pasarnos la vida entera enrollados en tantos intereses superficiales, ajenos al reino de Dios y el sentido profundo de nuestra vida, muchos caminan la vida sin rumbo y sin sentido”, lamentó.    

 
Cita
 “Es lícito esperar la vacuna contra el COVID-19”
Cardenal Oscar Rodríguez
Arzobispo de Tegucigalpa

Deja Tu Comentario

Te puede interesar