Internacionales

Golpe fallido en Turquía

0

Centenares de sospechosos que se sientan en el banquillo por su presunta implicación en el fallido golpe militar de 2016 contra el presidente turco Recep Tayyip Erdogan se enfrentan a cadena perpetua el jueves al termino de un macrojuicio en Ankara.

Se trata del principal juicio de la intentona golpista, que se centró en lo que ocurrió en la noche del 15 de julio de 2016 en la base aérea de Akinci en Ankara, considerada como el centro de operaciones de los militares golpistas.

El entonces jefe del Estado Mayor y actual ministro turco de Defensa, Hulusi Akar, y otros ocho militares de alto grado fueron secuestrados en esta base antes de ser liberados en la mañana del 16 de julio, tras el fracaso del golpe que dejó 251 muertos y más de 2.000 heridos.

El proceso de 475 sospechosos, en su mayoría soldados o pilotos de la aviación, se inició en agosto de 2017 en la mayor sala de audiencias del país, especialmente construida en el complejo penitenciario de Sincan, en la provincia de Ankara.

Los enjuiciados están acusados de muerte, intento de revertir el orden constitucional e intento de asesinato del presidente Erdogan. Si el tribunal que este jueves hace público su fallo los encuentra culpables se enfrentan a cadena perpetua.

Según el acta de acusación, los sospechosos dirigieron el intento de golpe y dieron órdenes desde la base de Akinci para bombardear edificios públicos.

La noche del golpe fallido, F16 lanzaron bombas en tres ocasiones contra el Parlamento turco, así como carreteras en torno al palacio presidencial, el cuartel general de las fuerzas especiales y de la policía de Ankara.

Los bombardeos causaron 68 muertos y más de 200 heridos en la capital turca. Nueve civiles perdieron la vida en un intento de resistir a los golpistas a la entrada de la base.

Ankara acusa de este intento de derrocar al presidente Erdogan a su antiguo aliado, el predicador Fethullah Gülen, que vive en Estados Unidos desde hace dos décadas. El interesado, cuya extradición reclama el presidente turco, niega las acusaciones.

Gülen, al igual que Adil Öksüz, un profesor de teología de Ankara considerado como el jefe operativo de los golpistas, y otras cuatro personas están siendo juzgados en ausencia.

Öksüz fue detenido en Turquía unas horas después del fracaso del golpe, y después fue liberado en circunstancias oscuras, antes de desaparecer.

Entre los otros sospechosos, 104 están en libertad y otros 365 en detención preventiva, según la agencia oficial Anadolu.

– 2.500 cadenas perpetuas –
El empresario Kemal Batmaz, acusado de haber ayudado a Öksüz, forma parte de los cuatro sospechosos que se enfrentan cada uno a 79 cadenas perpetuas agravadas por haber dirigido la intentona golpista.

La cadena perpetua “agravada”, que supone condiciones de detención más estrictas, ha reemplazado en el arsenal jurídico turco a la pena de muerte abolida en 2004.

Tras el fallido golpe, las autoridades persiguen con denuedo a los seguidores de Gülen y han realizado purgas de una magnitud sin precedentes en la historia moderna de Turquía. Varias decenas de miles de personas han sido detenidas y más de 140.000 despedidas o suspendidas de sus funciones.

Las oleadas de detenciones se prosiguen hasta ahora, aunque el ritmo es menos intenso cinco años después de la intentona golpista.

Otros juicios, con un número mayor de acusados, están en curso. Más de 520 personas se han sentado en el banquillo en un proceso relacionado con las actividades de la guardia presidencial.

Al menos 289 juicios relacionados con la intentona golpista han concluido y otros 10 se realizan actualmente.

Los tribunales han condenado hasta ahora a 4.154 personas, de ellas más de 2.500 a cadena perpetua, según datos oficiales.q

Deja Tu Comentario

Te puede interesar