Nacionales

Banco de Alimentos lleva provisión a los desprotegidos por la pandemia

0

El Banco de Alimentos de Honduras (BAH), es una organización solidaria, sin fines de lucro, que nace en el 2011, como una iniciativa de cinco empresas del sector privado para contribuir a reducir el hambre y la desnutrición en Honduras, por medio de la recepción de alimentos perecederos, así como no perecederos, para su debida distribución entre la población en situación de vulnerabilidad y riesgo alimentario.

Cada 16 de octubre, desde el año 1979 se conmemora el Día Mundial de la Alimentación, Una celebración promovida por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), con el claro objetivo de disminuir el hambre en el mundo, propósito que también busca la Agenda 2030 con su meta de hambre cero.

Este año 2020 se hace un llamamiento mundial a la solidaridad para conseguir que los alimentos saludables lleguen a todos los rincones del planeta, especialmente a los lugares más desfavorecidos y que han resultado más dañados por la crisis del COVID-19.

BAH, durante la crisis actual generada por el COVID-19, se han recibido 1,011,694 kilos de productos y alimentos en donación y 1.5 millones de raciones de comida, los cuales se han entregado a más de 135 organizaciones asistenciales beneficiando a muchas personas en situación de vulnerabilidad alimentaria, a lo largo del territorio nacional a través de nuestras tres agencias en la ciudad de Tegucigalpa, San Pedro Sula y Choluteca.

BAH, capta, clasifica y recupera productos y alimentos, que posteriormente son distribuidos a las organizaciones asistenciales vinculadas, a través de las cuales se cubren las necesidades alimentarias de más de 16,979 personas, entre ellas lactante, mujeres embarazadas, hombres, mujeres, niños y niñas, adolecentes, familias y adultos mayores.

“A pesar de la situación que se vive en el país hemos obtenido el apoyo contaste de más de 48 socios estratégicos, invitando a más empresas, organizaciones o personas que se quieran unir a nuestra noble labor para llevar ayuda a los más necesitados y de esa manera seguir rescatando alimentos para personas que se encuentran en vulnerabilidad alimentaria, riesgo social y en extrema pobreza”.

Te puede interesar