De Todo Un Poco

Trump es acusado de burlar la Constitución

0

El coronavirus superó el domingo los cinco millones de casos en Estados Unidos, donde el presidente Donald Trump es acusado de burlar la Constitución por extender de forma unilateral un paquete de ayuda económica para los estadounidenses afectados por la pandemia.

La primera potencia mundial, que llegó a 5.000.603 casos y 162.430 muertes en la mañana del domingo, es por lejos el país más afectado en términos absolutos en el mundo, seguido de Brasil, que el sábado llegó a los 100.000 decesos, México (52.006), Reino Unido (46.566) e India (43.379).

Desde que comenzó la pandemia en China en diciembre pasado, se han registrado unos 728.000 decesos y más de 19,7 millones de casos de contagio en el mundo, según un recuento de la AFP, basado en las cifras oficiales de cada país.

En Washington, el presidente Trump ha sido objeto de fuertes críticas, después de que el sábado anunciara la firma de órdenes ejecutivas para emitir un paquete de ayuda económica destinado a los estadounidenses afectados por el confinamiento durante la pandemia.

Trump promulgó esos decretos ante la falta de un acuerdo en el Congreso entre su Partido Republicano y la oposición demócrata.

La medida es “absurdamente inconstitucional”, dijo la demócrata y líder del Congreso, Nancy Pelosi, a CNN, mientras que Chuck Schumer, que encabeza a la minoría demócrata en el Senado, desestimó el anuncio de Trump considerando que esos decretos son “inviables, débiles y demasiado estrechos”.

Los cuatro decretos ejecutivos que Trump firmó el sábado en su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey, proporcionarán algunos beneficios temporales de desempleo y buscarán evitar el desalojo de personas por falta de pago en el arrendamiento de sus viviendas, entre otras cosas.

Con el descontento de gran parte de los votantes por el manejo que Trump ha dado a la pandemia, reflejado en las encuestas, muchos creen que el presidente está deseoso de mostrar su capacidad de decisión antes de las elecciones del 3 de noviembre, en las que podría perder el cargo.

– GLOBOS ROJOS EN COPACABANA –

América Latina y el Caribe no es sólo la región con niveles de mortalidad más elevados, sino también la que tiene un mayor número de diagnosticados positivos, con más de 5,5 millones.

En Brasil la pandemia ha dejado al descubierto las desigualdades causando estragos en las favelas y golpeando especialmente a la población negra.

El sábado, la oenegé Rio de Paz organizó un homenaje a las víctimas del virus con el lanzamiento de unos 1.000 globos rojos y 100 cruces negras en la arena de la playa Copacabana, en Río de Janeiro.

El impacto económico de la pandemia también se hace notar en América Latina, donde, por ejemplo, se destruyeron cerca de 700.000 puestos de trabajo en Ecuador.

– Ola de calor en Europa –

En Europa, una ola de calor ha llevado a que los habitantes se lancen a las playas poniendo a prueba la prevención contra los rebrotes de coronavirus.

Las autoridades europeas tratan de hacer cumplir las medidas de distanciamiento y el uso de mascarillas para evitar la propagación del virus, en un verano con temperaturas que superan los 35ºC en la mayor parte del continente.

Con más de 213.000 muertos, Europa es el segundo continente más afectado por la pandemia, solo por detrás de América Latina y Caribe, donde los muertos superan los 218.345.

La mayoría de los países del Viejo Continente había dejado atrás el confinamiento en mayo, pero los rebrotes volvieron a surgir a partir de julio.

Estos nuevos brotes obligaron a adoptar nuevas restricciones en plenas vacaciones veraniegas, ante las reticencias de una parte de sus habitantes, especialmente los más jóvenes, y en detrimento de una maltrecha economía que en buena parte de los países más afectados es muy dependiente del turismo.

– Prohibición de turistas en playas de Bélgica –

Varias ciudades y estaciones balnearias de Bélgica, situadas en el litoral flamenco, anunciaron este domingo la prohibición de “turistas de un día”.

Esta medida, adoptada en las localidades de Knokke-Heist y de Blankenberge, se produce tras los enfrentamientos el sábado entre turistas y la detención de veraneantes en una de estas ciudades.

En Reino Unido y Alemania, el litoral también se llenó de gente y las autoridades alemanas tuvieron que exigir el cierre de lagos y de algunas playas en el norte del país.

Unas 5.000 personas se manifestaron el sábado en Viena para exigir que se levanten las restricciones por la crisis sanitaria y más ayudas del gobierno a bares y discotecas.

Desde finales de julio, el uso de la mascarilla resulta obligatorio en los espacios públicos cerrados en buena parte de los países del Viejo Continente.

Te puede interesar