Tecnologia

Nuevo Código Penal incluye delitos para hackers y estafadores por Internet

    0

    El nuevo Código Penal que aprobó el Congreso Nacional y que entrará en vigencia el próximo 25 de junio, contempla la creación del ciberdelito, hackeo y sus respectivas clasificaciones que conllevan a penas de 6 meses a hasta 8 años de cárcel con sus agravantes. Este crimen se comete a través de las plataformas digitales.

    A raíz de las advertencias del FBI sobre el aumento de hackeos y delitos cometidos a través del internet se creó el tratado de Budapest en el año 2004, donde se manifiesta que busca hacer frente a los delitos informáticos y los delitos en internet mediante la armonización de leyes entre naciones.

    El nuevo Código Penal hace varias clasificaciones del ciberdelito, las cuales se detallan a continuación:

    Espionaje Informático:
    Consiste en entrar en un sistema informático ajeno con la intención de acceder a su información sensible para utilizarla posteriormente en perjuicio de la víctima y en beneficio de los autores.

    Sabotaje Informático:
    Es el acto de borrar, suprimir o modificar sin autorización funciones o datos del sistema informático (hardware y/o software) con intención de obstaculizar el funcionamiento normal del sistema.

    Abuso de dispositivos:
    La fabricación, importación, venta, facilitación o la obtención para su utilización de dispositivos, programas informáticos, contraseñas o códigos de acceso, destinados o adaptados para la comisión de los delitos de daños informáticos o de acceso ilícito a sistemas informáticos.

    Suplantación de identidad:
    Es una expresión informática que se emplea para referirnos a los abusos informáticos cometidos por delincuentes para estafar, obtener información personal, contraseñas, clonación de tarjetas de crédito, etc. de forma ilegal.

    Ciberterrorismo:
    Acceso no autorizado un sistema informático de la Administración Pública del Estado.
    Piratería Informática:
    Es quien adopta por negocio la reproducción, apropiación y distribución con fines lucrativos y a gran escala de software, videos, música de los que no posee licencia o permiso de su autor, generalmente haciendo uso de un ordenador.

    Deja Tu Comentario

    Te puede interesar