Asustados por COVID-19 hondureños en España

Nacionales .

El confinamiento por COVID-19 tiene ‘estresada y con miedo’ a la comunidad hondureña en España, especialmente a la que radica en Valencia, ciudad portuaria que aloja a más de 7,000 connacionales.

Julia Leonor Carrasco Betancourth, oriunda del departamento de Francisco Morazán, contó que vive en Valencia desde hace tres años y hace 12 días no sale de su domicilio para evitar el contagio del nuevo coronavirus.

‘Acá vivo con un hermano y mi cuñada, todos estamos bien, no salgo desde que han puesto la alarma y saldré hasta que la quiten. Se sale con mascarillas y guantes al supermercado’, dice la catracha oriunda de Guaimaca.

‘Si tengo comunicación con varios hondureños, más que todo otras mujeres, todas están encerradas trabajando, con algo de miedo y un poco estresadas. La mayoría de extranjeros acá en Valencia somos de Honduras, hay catrachos que de otros países’.

Publicidad

Como en Barcelona, Girona, Madrid y el resto de España, los catrachos se emplean en servicios domésticos como la limpieza, cuidado de niños y ancianos, cocina, entre otros oficios.

Carrasco Betancourth (32 años), madre de una pequeña, que vive con su familia en Tegucigalpa, aseguró que diariamente se comunica para ponerse al tanto de la situación en Honduras, debido a las medidas que tomó el gobierno para evitar la propagación del COVID-19.

Opina que las medidas como el confinamiento domiciliario en Honduras fue ‘tardío, porque tuvieron tiempo de hacerlo mucho antes’.

‘Este virus afecta a los adultos mayores acá en España, hay residencias (asilos) con varias muertes. Esto está muy feo y se deben tomar las medidas, no salir de casa, lavarse muy bien las manos’, recordó.

Carrasco Betancourth aseguró que ella y varias hondureñas que viven en Valencia, mantienen un contacto fluido para darse ánimo y evitar el estrés por la emergencia sanitaria en España y Honduras.