Se ha retomó gobernabilidad en cárceles

Nacionales .

El portavoz de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), José Coello, manifestó que han logrado estabilizar la seguridad en los centros penales.

En diciembre el 2019, el presidente Juan Orlando Hernández nombró una comisión, compuesta por miembros de distintas fuerzas del orden del país.

Esto con el objetivo de reducir la ocurrencia de hechos violentos entre privados de libertad.

Destacó el apoyo de Fusina con inspecciones, controles y registros en los que se ha hecho importantes decomisos de armas de fuego, hechiza y drogas, entre otros.

“Los centros penales estaban en una bomba de tiempo, el Estado se ha ido preocupando en crear nuevos centros penales, con mejores estándares de calidad, se ha creado también la Fuerza Nacional de Control de Centros Penales para frenar el ingreso de municiones, armas y drogas”, señaló.

Agregó que “estos son detonadores de violencia y el uso y manejo de armas al interior de los centros penales, prácticamente era una bomba de tiempo”.

CONTROLES

Coello indicó que en los reclusorios actuales se han acondicionado módulos de máxima seguridad para mejorar la gobernabilidad.

“El centro de Támara ya cuenta con módulos de máxima seguridad, se ha mejorado los accesos, los anillos internos y externos de seguridad, se han realizado también reuniones para brindar un mejor servicio a la población, tanto la que va de visita, como de la tercera edad, embarazadas y niños”, indicó.

“También hemos reforzado los anillos internos y externos para tratar de reducir el ingreso de drogas”, agregó.

Mencionó que han detenido a muchas personas por intentar ingresas objetos y drogas a los privados de libertad.

Publicidad

“El apoyo que está brindando Fusina es un proceso a mediano y largo plazo, un proceso que ha venido en proyectos”, aseguró.

TRASLADOS

El funcionario indicó que los traslados de reos han sido una medida importante para colocar a los reclusos en los centros que deberían estar, de acuerdo con su grado de peligrosidad.

“Recordamos las operaciones arpías que se han venido realizando para reubicar a privados de libertad que son considerados de alta peligrosidad, que en su momento, ejercen liderazgos dentro de las mismas cárceles que suman un total de 24 a nivel nacional”, expresó.

Detalló que en el 2019 “fueron decomisadas 1,629 armas de fuego, casi en su mayoría en el interior de los centros penales”.

“Se ejecutaron 98 requisas, fueron un total de 3,500 privados de libertad que trasladamos y reubicamos en diferentes centros penales y un total de 27 operaciones de traslados”, explicó.

Añadió que “este año estamos en constante apoyo con la Comisión Interventora para continuar realizando operaciones”.

___Dato
-La Comisión Interventora manifestó que ya tomó el control de 75 por ciento de los centros penales.