Hay muchas falencias en los centros de reclusión para menores

Nacionales .
Publicidad

El miembro de la Comisión Interventora del Instituto Nacional Penitenciario (INP), Miguel Martínez, manifestó que han encontrado muchas falencias en los centros de reclusión para menores infractores.

“A pesar de los buenos avances que hemos tenido como comisión, estamos encontrando algunas irregularidades como el desorden, la inconsistencia en la claridad de algunos expedientes, pérdidas de alguno expedientes y abuso de autoridad en el pasado”, dijo.

“Actualmente estamos trabajando en pleno respeto a los derechos humanos”, aseguró.

Consideró que son contraproducentes las reformas que el Congreso Nacional realizó en el 2012, con relación a los menores infractores.

“Si una persona tienen 26 años y cometió un asesinato antes de cumplir los 18, se realizan las diligencias investigativas, se libera la orden de captura, se remite al adulto, pero va a ser sujeto a ser tratado como un niño”, explicó.

“Este adulto va a gozar de todos los privilegios de un centro pedagógico de menores, de una escuela y va a ser tratado como un niño: pero ya es un líder de una organización delictiva, tienen 25 o 26 años, por lo tanto, para muchos analistas, esto es muy contraproducente, tener mayores de edad con niños de 14 o 15 años porque los están instruyendo a que formen parte de estructuras criminales”, expresó.

SEGURIDAD

Por otra parte consideró necesario mejorar los protocolos de seguridad en estos centros de reclusión para evitar acciones anormales.

“Nosotros estamos muy limitados a realizar los protocolos de seguridad que serían indispensables para mantener un control propicio de estos centros de menores”, indicó.

“Hay algunos que son semiabiertos y no se van porque no quieren, no se van porque tienen un buen trato, una buena comida; pero no hay ni un muro, ellos pueden salir al otro lado de la calle”, indicó.

De hecho, por protocolos internacionales las autoridades ni siquiera portan armas para ejercer medidas de seguridad.

_____Dato
-Unos 5,000 menores infractores están recluidos en el país