Cada uno de nosotros está llamado a ser sal de la tierra

Nacionales .

El cardenal, Oscar Andrés Rodríguez, dijo que “cada uno de nosotros somos llamados a ser sal de la tierra”.

En su tradicional homilía aseveró que los creyentes son los que sazonan el mundo lleno de maldad.

“La sal se utilizaba para que los alimentos no se corrompieran, todavía en nuestra cultura, antes de que existieran los refrigeradores, el pescado era salado y la carne era salada para evitar que se descompusieran”, afirmó.

“La sal también le da gusto a los alimentos, por eso dice el Señor: cada uno de nosotros está llamado a ser sal de la tierra”, indicó.

“Aquí hay mucha corrupción, en la economía, en la política y también en nuestra iglesia; hay que revisar a la luz del evangelio cada uno de nuestros comportamientos y hacernos presentes como la sal de la tierra en nuestros campos”, recomendó.

Se preguntó Rodríguez si los seres humanos tendrán la capacidad de contagiar de confianza a los que le rodean.

PALABRA

Expresó que “la Palabra de Dios es esa sal que puede impedir la corrupción”.

“Los diez mandamientos de la Ley de Dios están ahí como esa sal para impedir la corrupción”, aseguró.

En ese sentido se preguntó dónde está Dios “si lo hemos echado de nuestra familia, lo hemos echado de la escuela, lo hemos echado fuera de la sociedad; como querías que estuviera si ya lo echamos fuera”, lamentó.

Publicidad

“En lugar de Dios hemos puesto a los ídolos del poder, del placer, sin reglas morales, del tener a toda costa aunque sea defraudando y robando”, agregó.

“Dónde está Dios en nuestra sociedad verdaderamente, ¿lo tenemos como aquella garantía de que podemos construir un mundo mejor o lo que hoy reina es el ídolo de la corrupción?”, concluyó.


___DATOS=

-“Los diez mandamientos de la Ley de Dios están ahí como esa sal, para impedir la corrupción”:
Cardenal Oscar Andrés Rodríguez.