Acto grave darle celular a niños menores de 10 años

De Todo Un Poco .

Aunque muchos especialistas han advertido el riesgo de otorgarle un celular a un niño, cada vez más menores de 10 años tienen un teléfono inteligente propio o cualquier otro dispositivo electrónico como tablets y consolas de videojuego.

Este acto ha sido calificado ahora por un psicólogo infantil, como una “grave falta de responsabilidad familiar”.

Así lo calificó David de Cubas, psicólogo infantil del Hospital Casa de Salud de España, quien explicó para el medio ABC, la irresponsabilidad que representa que los padres permitan a sus hijos menores de 10 años tener un Smartphone propio.

“Los dispositivos móviles generan dopamina, un neurotransmisor que produce placer de forma rápida. En algunos casos, puede incluso provocar una adicción que acaba fomentado comportamientos agresivos ante situaciones que requieran algún tipo de esfuerzo personal o cuando se prohíbe su uso”, indicó Cubas agregando que pese a todos los resultados de investigación que comprueban el daño que causa el uso de dispositivos en los niños, aún se desconoce realmente el daño neuronal que esto generará a largo plazo.

Como lo indica el psicólogo, la adicción al uso de smartphones puede darse cuando el uso de estos dispositivos excede tan solo las 8 horas semanales, ocasionando el desarrollo de conductas disruptivas y la necesidad de buscar emociones cada vez más fuertes.

“La adicción a los dispositivos móviles hace que aparezcan conductas de tipo impulsivo, pueden llegar a ser desafiantes e intolerantes y les provoca cambios de humor constantes”, resalta Cubas.

Para evitar que los menores empiecen a solicitar un dispositivo electrónico a temprana edad y pasen más de una hora al día frente a pantallas, el experto propone implementar un método educativo en casa que les enseñe a pensar. “Enseñarles a tomar decisiones para que hagan un uso responsable de su inteligencia y responsabilizarles de sus actos y de las consecuencias de los mismos”, señala Cubas haciendo hincapié en que los castigos, las prohibiciones y mantenerlos aislados de la tecnología no es ahora una buena estrategia.

Publicidad

Bajo la conclusión y el análisis del experto, los padres son los encargados de imponer las normas en cada hogar y por tanto la conducta de sus hijos es solo el reflejo de la educación recibida, de la misma manera, explica que los niños deben aprender a aceptar emociones naturales como la frustración y los padres no deben reaccionar de manera inadecuada a estos impulsos.