No hablamos de la seguridad del clásico

Deportes .

El técnico del Real Madrid Zinedine Zidane compareció en la sala de prensa de Valdebebas para analizar el partido entre su equipo y el Valencia en Mestalla este domingo (21:00 horas, Movistar LaLiga).

Rival difícil y en forma: «Es otro reto. Es un equipo que está jugando muy bien, que está teniendo muy buenos resultados, se acaba de clasificar para octavos en Champions. Lo sabemos. Queremos dar nuestra mejor versión porque tenemos un partido mañana, el próximo, y es lo que nos interesa, así lo hemos preparado. Como siempre, intentando crecer como equipo y como jugadores».

La seguridad del Clásico: «Ni hablamos de eso. Nos interesa lo que va a pasar mañana porque es el próximo partido. Sé que hay muchos a los que les interesa hablar de este tema, pero a mí y a todos aquí nos interesa el partido de mañana únicamente».

Si echa en falta más claridad del Barça respecto a su postura: «Preguntas y perfecto, te contesto con todo mi respeto. A mí, como entrenador del Real Madrid, me importa el partido de mañana. El resto lo veremos el martes. Hoy es el partido de mañana, el Valencia».

Menos descanso que el Barcelona para el Clásico: «Es LaLiga la que pone los horarios y nosotros lo respetamos. No podemos hacer nada en estas cosas. El calendario no lo hago yo. Lo respetamos, es lo que nos va a tocar. Es así, no podemos cambiar eso».

 

La situación de Bale: «No creo que su papel sea menos importante. Estoy tomando decisiones. El otro día había hecho tres cambios y no estaba él, pero es uno de los nuestros, como siempre, está aquí y voy a contar con él. Tengo 25 jugadores y todos son importantes para mí. Es verdad que podemos hablar de uno o de otro, sobre todo fuera, pero para un entrenador es muy importante dentro. Es el día a día. Estoy aquí todos los días con ellos y todos, todos, se entregan. Eso es lo más importante para mí. Gareth es importante como los demás».

Casemiro, apercibido: «La decisión, la última palabra, es del entrenador. Yo hablo siempre con mis jugadores, eso está claro, porque me interesan las sensaciones de cada uno. Lo de Casemiro es igual que lo de todos los jugadores. Sabemos su importancia y la de todos. Y yo, al final, tengo que hacer una alineación en cada partido pensando únicamente en el partido de mañana. Si pienso en el del miércoles porque a todos les interesa más ese, me equivoco. Mañana verás cómo lo vamos a hacer. Es verdad que casi nunca digo cosas. Lo importante es que estén disponibles».

Publicidad

Una ayuda de la Real: «Pueden pasar tres cosas, perder, empatar o ganar. Veremos. Sé que va a ser un buen partido de fútbol y lo voy a ver porque me interesa. Ya veremos el resultado. La Real está siendo una buena temporada. Hay muchos equipos en esta Liga y por eso nos gusta, para mí es la mejor que hay, que siempre tienen esa actitud en cada partido. Lo voy a ver como un aficionado más».

Vinicius y Rodrygo en los partidos importantes: «El fútbol no tiene edad. En Francia hay un jugador con 42 años que sigue jugando. Es la hostia».

Si ha decidido el once de Mestalla: «No te voy a contestar. Lo siento pero no te voy a decir si lo tengo en la cabeza. Prefiero guardarme las cosas».

Rotaciones: «Va a ser complicado no rotar porque tenemos tres partidos buenos, importantes, y cerca unos de otros. Tengo, como siempre me gusta decir, 25 jugadores y puedo contar con todos. Hay dos o tres que están fuera, pero al final tengo a otros y voy a contar con todos en los tres partidos».

Comparativa con el año del doblete: «No me recuerda en nada. Pero nada, nada, nada».

Mbappé y sus problemas con Tuchel: «Es un jugador del PSG y no voy a comentar yo aquí lo que pasa allí. Sería una falta de respeto. Conozco muy bien a Kylian, pero tengo que respetar».

El Castilla como solución para el lateral izquierdo: «Puede ser, pero tengo una plantilla de 25 jugadores y tengo jugadores con experiencia. Fran García es muy bueno, de nuestra cantera y puede ocurrir, pero no va a ser en este partido».

Su postura de no dar detalles ante la Prensa: «Es mi forma de ser. Los rivales nos estudian y la postura que pueda tomar aquí se va a analizar en todo momento; y se analiza todo: si me rasco la nariz, si me rasco la cabeza… Es verdad que muchas veces no digo nada o que siempre respondo lo mismo, pero cuando no digo nada o no doy la convocatoria es una estrategia mía, no quiero dar pistas al rival».