Apresan a decapitadores de 2 mujeres

Nacionales .
Publicidad

EL PROGRESO, Yoro.- Dos supuestos integrantes de la Mara Salvatrucha 13 (MS-13), fueron identificados y aprehendidos por la Policía Nacional, como los supuestos responsables del asesinato de dos mujeres, quienes fueron encontradas decapitadas, la tarde del jueves.
Los detenidos fueron identificados como Fernando David Bueso Padilla (alias “Bellaco”) de 20 años, quien es originario de San Pedro Sula y residente en El Progreso, Yoro, mismo lugar donde fue detenido junto a otro menor, quien únicamente fue identificado como “El Colocho”, de 14 años.
De acuerdo con información policial, los ahora capturados son miembros de la MS-13 y habrían asesinado a las dos féminas. A ellos se les prepara expediente investigativo por la comisión del delito y la infracción penal de feminicidio en perjuicio de Carla Patricia Banegas Rivera de 15 años y Daniela Alejandra González Sánchez de 25 años de edad, quienes residían en la a colonia Rubí número 9 del sector de Camalote de El Progreso.
Relación de hechos
Según relato de los familiares, las ahora occisas salieron, a eso de las 10:00 de la mañana de la vivienda de González Sánchez, a comprar algunas golosinas. Sin embargo, nunca regresaron a la casa, por lo que los parientes iniciaron con la búsqueda, sin tener respuesta por varias horas.
Fue a eso de las 2:00 de la tarde, un poblador de la hizo el dantesco hallazgo, ya que se encontró a los cuerpos decapitados, semidesnudas y con signos de tortura.
Los cadáveres fueron identificados por parientes y allegados, por señas especificas en el cuerpo y prendas que portaba. Tras el hallazgo, las autoridades de investigación iniciaron con las indagaciones, por lo que en menos de 24 horas lograron la captura de dos presuntos hechores.
A ellos les decomisaron el arma con la que le habrían quitado la vida a los y prendas de vestir, las cuales tendrían manchas de sangre.
Un informe policial indica que los sospechosos mencionaron que dicho crimen lo habían cometido a raíz de que las víctimas les quedaron mal con el pago de un dinero producto de la venta de la droga, extremo que se está investigando.
La Policía está tras la pista de un tercer sospechoso.