Ola mortal de frío polar congela EEUU

Internacionales .
Publicidad

La ola de frío polar que ya ha cobrado la vida de al menos cuatro personas en el Medio Oeste comienza a extenderse hacia el este del país, llevando las temperaturas a mínimos históricos, como el registrado la noche del martes en Central Park, en la ciudad Nueva York, donde el termómetro marcó 25 grados Fahrenheit, uno menos que el mínimo histórico que databa desde 1926.
Las temperaturas cayeron a menos de 10 grados en el Noreste, y meteorólogos pronostican que sigan descendiendo al menos hasta el jueves.
Hay 240 millones de personas (el 70% del país) bajo alerta por el frío y la nieve, que pueden romper más de 200 récords de temperatura para estas fechas.
El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) considera que las condiciones en que se presenta la masa de aire helado corresponden a un episodio de mediados de invierno, pese a que en el calendario es aún otoño, y las consecuencias podrían sentirse desde Canadá hasta México.
La madrugada se registró récords de bajas temperatura en Pennsylvania, Alabama y Mississippi. Ayer, ya se habían roto registros históricos en Buffalo, Burlington, Vermont y partes de Ohio.
En Michigan, donde perdieron la vida tres personas, y en Kansas, donde falleció una menor de ocho años, se atribuyeron las muertes a las malas condiciones de las carreteras provocadas por el temporal de nieve que mantienen esa zona del país bajo los 32 grados Fahrenheit.
En Chicago se registraron temperaturas récord para noviembre cuando los termómetros cayeron a 7 grados. Wisconsin experimentó temperaturas gélidas que marcaron récords el martes, según informó el Servicio Meteorológico Nacional.
En todo Missouri, la nieve y el hielo ya estaban causando estragos en las carreteras del estado. Las autoridades respondieron a docenas de accidentes y conductores varados el lunes, informó la estación KSHB, afiliada de NBC.
En Dallas, Texas, las temperaturas descendieron por debajo de los 20 grados. Vermont y el norte del estado de Nueva York tampoco se libraron del frío extremo, ya que el área del lago Champlain recibió más de 8 pulgadas de nieve en algunas zonas.