«Quisieron encarcelar una idea»: Lula

Internacionales .

«Quisieron encarcelar una idea» y las ideas no se encierran»
Con esas palabras, el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva celebraba su salida de prisión este viernes junto a los cientos de partidarios que acudieron a recibirlo.
La libertad de Lula fue posible tras la resolución que emitió el jueves la Corte Suprema de Brasil estableciendo que, como dice la Constitución, un condenado solo puede ir a prisión una vez haya agotado todos sus recursos.
Lula, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010, se encontraba en la cárcel desde abril de 2018 tras haber sido condenado a ocho años y diez meses por un tribunal de segunda instancia por un caso de corrupción.
La sentencia fue confirmada en tercera instancia pero el exmandatario apeló su caso al Supremo, que no se ha pronunciado.
Lula siempre alegó que era víctima de un proceso político y que su encarcelamiento solamente buscaba impedir que se presentara a las elecciones de 2018.
Y es que su caso fue muy polémico pues se produjo en los meses previos a las elecciones, para las cuales era favorito y que finalmente llevaron a la presidencia a Jair Bolsonaro.
La reciente decisión del Tribunal Supremo de Brasil que permitió su excarcelación viene a revertir la jurisprudencia que había establecido en 2016, por la que un condenado en segunda instancia podía ir a prisión a pesar de tener dos apelaciones pendientes.
El cambio afecta a más de 4.800 presos, entre ellos Lula.
Además de tener otra sentencia a 12 años en primera instancia, el expresidente tiene otros casos abiertos en la justicia.

Publicidad

«EL ALIMENTO DE LA DEMOCRACIA»
Tras ser liberado, Lula fue recibido por una multitud de dirigentes y militantes del Partido de los Trabajadores que se habían congregado a las afueras de la prisión para recibirle.
Allí mismo, el exmandatario ofreció un discurso en el que agradeció a sus seguidores por haber realizado una vigilia constante frente a la cárcel desde el día en que fue detenido hasta su liberación.
«Ustedes son el alimento de la democracia», dijo a los manifestantes.
Lula también tuvo duras críticas para los fiscales, policías y jueces que participaron en el proceso que le llevó a la cárcel.
«Trabajaron para intentar criminalizar a la izquierda y al Partido de los Trabajadores», señaló.
Además cuestionó la gestión de gobierno del presidente Bolsonaro.
«El pueblo está pasando más hambre, no tiene trabajo», dijo y anunció sus planes de recorrer todo Brasil ahora que ha recuperado su libertad.