Racionamientos de agua serán fuertes

Nacionales .
Publicidad

El racionamiento de agua continuará en la capital, en virtud de la escasez de lluvias registrada en este invierno.
Así lo informó Carlos Hernández, gerente de la División Metropolitana del Servicio Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), tras reiterar que este año no llovió mucho.  
El suministro de agua a los capitalinos siempre será una vez por semana hasta el próximo verano, señaló.
La situación ha sido complicada pues la represa de La Concepción apenas se llenó un 50% de su capacidad, unos 17 millones de metros cúbicos de agua, dijo. 
Ese embalse suministra el 80% de agua que consumen los habitantes de la zona.
Si bien es cierto la represa Los Laureles rebalsó en ciertas oportunidades, pero como es pequeña no es suficiente para satisfacer la demanda de la ciudadanía.     
El invierno llegó muy tarde, en septiembre llovió, pero en octubre llovió muy poco, lamentó.
Es decir, que “en estos meses lo recomendable es conservar el agua para poder distribuirla de la mejor forma posible en el futuro”, sugirió.
En pleno verano allá por los meses de marzo y abril se hará una revisión al calendario de racionamiento a fin de analizar su comportamiento, señaló.
“Al menos pensábamos que la situación sería más crítica todavía, pero sí llovió un poco en la Concepción”, reconoció el funcionario.   
La represa de El Picacho es una situación diferente porque ahí no hay embalses y el agua que llega se purifica para distribuirla en forma inmediata, explicó.