Todo azul para los albos

Deportes .
Publicidad

Con el triunfo de 2-0, Motagua fue «el bálsamo» para curar las heridas del Olimpia, después de su caída en el torneo de la CONCACAF.
Fue un clásico diferente, pues se realizó en el estadio Metropolitano de San Pedro Sula, que es una cancha neutral. Allí Olimpia demostró ser el amo y señor del césped, salvo unas tres oportunidades que tuvieron los azules.
Un primer tiempo fue parejo y los jugadores se perdieron claras oportunidades, pero se perdieron en las manos de los arqueros.
La primera acción clara llegó a los cuatro minutos, Moreira remató cruzado obligando al vuelo del portero. Más tarde Félix Crisanto, perdió un mano a mano con el arquero.
Los blancos no le encontraban la vuelta al rival y fue hasta el minuto 32 que la Jorge Benguché, empujó la pelota a las redes, pero el silbante invalidó la acción por evidente mano previa de Jerry Bengtson.
Ya en el complemento los merengues impusieron condiciones y en la primera acción, Benguché hizo el 1-0 de cabeza tras una jugada magistral de Cristian Maidana, quien vino desde el banco de suplentes.
A los 54 minutos otra vez Benguché, recogió un balón dentro del área para el 2-0.
Luego Motagua se hizo con el control de juego y los albos jugaban a la contra. Los intentos azules no representaban ningún peligro y al final se fueron a casa con las manos vacías, mientras que Olimpia desplaza a Marathón de la primera posición.