Motagua, simplemente, fue más práctico

Deportes .
Publicidad

El Alianza no pudo hacer diferencia ante un Motagua más práctico y ordenado en el campo y se despidió de la final de Liga CONCACAF, al caer 3-0 en San Pedro Sula, y un global de 4-1 en esta etapa semifinal.
Los nacionales no tuvieron un buen arranque de partido y tras salvarse en los primeros 30 minutos de la que pudo ser una goleada, mostraron dificultades en trasladar el balón a la portería rival y pagaron cara la ausencia de su volante más importante, Marvin Monterroza.
Asimismo, los albos iniciaron sin el colombiano Raúl Peñaranda, su goleador referente en la competencia, pero el tándem Puma Peña – Diego Ascensio no dio los resultados esperados, a lo que se sumó que no hubo desbordes por las bandas, en donde Minicooper Soto y Cerén no mostraron mayor peligro.
Los catrachos, por su lado, mostraron velocidad, orden en sus desplazamientos y a la hora de defender su arco y su portero apenas la tocó en el primer tiempo. A su vez, las águilas azules exhibieron velocidad en los costados y buena pegada, recursos que usaron para complicar a la zaga alba, que se vio mal parada en la mayor parte del duelo.
El Alianza intentó corregir en la segunda mitad, con la desventaja de dos goles, pero el Motagua no dejó de apretar acelerador cuando tenía la oportunidad de contragolpear y a los albos les fallaron los circuitos cuando sobrepasaban el ecuador de la cancha. Poco en defensa y un ataque anulado por la zona baja catracha.