Buscan controlar comercio de imitaciones de leche

De Todo Un Poco .

El sector lácteo en Centroamérica está ante el serio desafío de enfrentar la comercialización de imitaciones y sucedáneos de sus productos, un problema que impacta al consumidor y al desarrollo de esta industria en la región.

Un sucedáneo es el alimento que se parece a uno usual en apariencia, textura, aroma y olor, que es utilizado como un sustitutivo completo o parcial del alimento al que se parece.

Por tal razón, la Federación Centroamericana del Sector Lácteo (FECALAC), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Secretaría Ejecutiva del Consejo Agropecuario Centroamericano (SECAC) organizaron un foro para buscar soluciones conjuntas y asegurar el uso correcto de los términos lecheros en los alimentos destinados al consumidor o al procesamiento.

La especialista del Programa de Sanidad Agropecuaria, Inocuidad y Calidad de Alimentos del IICA, Alejandra Díaz, indicó que pese a que la región cuenta desde el 2012 con el Reglamento Técnico Centroamericano (RTCA) de Uso de Términos Lecheros, en el mercado aún se ofrecen productos no lácteos que utilizan estas denominaciones.

“Por ejemplo colocan el nombre de ‘crema’ a un producto que tiene como ingrediente aceite vegetal y realizan una inadecuada presentación al utilizar imágenes de vacas o recipientes de leche en envases de productos que no son lácteos”, explicó.

“El problema es mayor cuando estos productos se exponen en los supermercados en los mismos anaqueles de los que sí son lácteos, con precios inferiores, lo que induce el error o a la confusión del consumidor, que adquiere productos con valores nutricionales diferentes a los esperados”, agregó Díaz.

Según se analizó en el foro, esta situación podría traer consigo comercio desleal.

Datos de un estudio elaborado en 2016 por la consultora Canadean Wisdom, en América Latina se estimó un aumento de 1,6 % en el consumo de leche animal y de 2,8 % en el de sustitutos, de ahí la importancia de regular y velar por el uso correcto de los términos lecheros en la región.

Publicidad

“La regulación y la armonización del uso de los términos lecheros es clave para tener un lenguaje y entendimiento común entre los países, nos permitirá ser más competitivos. Se requieren más esfuerzos para que todos interpreten de la misma forma las disposiciones del reglamento”, aseguró el presidente de la FECALAC, Álvaro Coto.

Los participantes en el foro coincidieron en que es fundamental educar en el tema y crear consciencia en los consumidores, mantener una capacitación continua de las entidades públicas y fortalecer la vigilancia en los centros de venta.

“Es importante que las autoridades competentes y encargadas de realizar el registro sanitario de los productos, vigilar y verificar el cumplimiento del reglamento, trabajen coordinadamente para evitar el etiquetado incorrecto y la comercialización de imitaciones con el uso de términos lecheros”, añadió la especialista del IICA.

Los países de la región también convinieron elaborar una guía para la interpretación del RTCA de Términos Lecheros, con la cual las autoridades podrán realizar con mayor eficiencia sus labores de registro sanitario, vigilancia y verificación.

Para iniciar con la generación de la guía, el IICA, la FECALAC y la SECAC desarrollarán en diciembre próximo un taller regional.

La producción lechera en Centroamérica es una actividad creciente con impactos positivos por sus efectos directos en la economía y la seguridad alimentaria y nutricional. Por su amplia distribución en las zonas rurales de los países de la región, brinda oportunidades de empleo y generación de ingresos en la agricultura familiar.

Esta actividad productiva se encuentra acompañada de una industria en evolución que también contribuye en la agregación de valor en la cadena láctea.