Taiwan descubre alivio a la fibrosis pulmonar

Internacionales .

Un equipo de investigación de Taiwan anunció que descubrió la clave para aliviar la fibrosis pulmonar idiopática (IPF, siglas en inglés), un tipo de enfermedad pulmonar cicatricial crónica, en ratones en solo un mes.

El equipo, compuesto por investigadores de la Universidad Nacional Yang-Ming, el Hospital General para Veteranos de Taipei y el Hospital General para Veteranos de Kaohsiung, descubrió que las células madre mesenquimales (estromales) en el cordón umbilical del cuerpo humano pueden mejorar en gran medida la IPF, una enfermedad pulmonar que produce cicatrización (fibrosis) de los pulmones por una razón desconocida.

El equipo tardó tres años en alcanzar esta conclusión, que mostró que las células madre mesenquimales humanas pueden prevenir la inflamación en los pulmones de los ratones y luego revertir el avance de la enfermedad al reproducir macrófagos que destruyen las cicatrices en el tejido, reparando así las células pulmonares y transformando la fibrosis dura en tejido blando.

Publicidad

La conclusión se hizo después de un experimento en el que los pulmones en descomposición de los ratones fueron reparados siete días después de un trasplante de la célula madre mesenquimatosa especial en su cuerpo, informó el equipo, agregando que los pulmones de los ratones volvieron prácticamente a la normalidad un mes después.

Fu Yu-show, profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Yang-Ming, quien participó en el proyecto de investigación, explicó que las tasas de incidencia y de mortalidad de la IPF han aumentado considerablemente en los últimos años, como resultado del empeoramiento de la contaminación del aire.

Una vez diagnosticado con IPF, las cicatrices en los pulmones del paciente empeoran con el tiempo, lo que le dificulta respirar profundamente ya que dichos órganos no pueden tomar suficiente oxígeno.

Aunque el equipo de investigación solo realizó un experimento con animales, Fu enfatizó que el hallazgo ha sido un gran avance en el tratamiento de la IPF y que ya ha sido publicado en la revista médica Theranostic, por lo que se espera realizar mayores estudios en el cuerpo humano para explorar este ángulo.