BM otorga $30 millones para Vida Mejor

Nacionales .
Publicidad

El Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, firmó con el Banco Mundial (BM) un acuerdo de financiamiento por 30 millones de dólares dirigidos a la ejecución del Proyecto de Integración Social para los más pobres del país, que incluye el programa Bono Vida Mejor.
El convenio fue firmado por la ministra de Finanzas, Rocío Tábora, y la directora para la Región de Centroamérica del BM, Seynabou Sakho, y como testigos de honor el presidente Juan Orlando Hernández y la viceministra de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis), Lissi Cano.
Este proyecto, que será ejecutado por la Sedis a través de la Subsecretaría de Integración Social, tiene como objetivo mejorar los resultados del componente urbano del Programa de Transferencias Monetarias Condicionadas (TMC) y fortalecer la integración del sistema de protección social para los más pobres.
El presidente Hernández dijo que con este convenio queda evidenciado que hoy el Banco Mundial y Honduras “trabajamos más fuertes que antes”.
Indicó que “los primos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) tienen esa competencia positiva de trabajar con el Gobierno hondureño”.
Destacó el mandatario el tema del café, que se ha trabajado con el BM, al representar el cinco por ciento de Producto Interno Bruto (PIB) de Honduras y cuyo bajo precio afecta fuertemente la economía del país.
“Pero hemos decidido apretarnos más la faja dando el ejemplo nosotros los del Poder Ejecutivo a manera de podernos agenciar recursos que fortalezcan la capacidad para poder ejecutar los programas que son vitales”, dijo.
Entre esos programas mencionó la protección social, “y este dinero que estamos recibiendo hoy con este convenio también va focalizado allí”.
Añadió que el tema de reactivación económica en ejes importantes de la economía como el café se sumará a lo que se está haciendo con el programa de Competitividad Rural (ComRural), también financiado por el BM.

UNA ALIANZA POSITIVA
El titular del Ejecutivo aseguró que “la alianza con Banco Mundial nos va a permitir atender otras áreas de la parte agrícola del país y yo estoy ansioso por que esto camine a paso rápido, pues sé que tenemos un enorme potencial en el agro hondureño”.
Auguró el gobernante que en menos de dos años “este país se va a convertir en el productor de alimentos por excelencia de Centroamérica”.
Indicó que la ruta está clara y los socios están claros, sumado a la gente que se tiene en el campo, lo que evitará que las personas migren a la ciudad o bien a otros países al tener mejores oportunidades en el campo hondureño.
“Amigos del BM, primos del BID y del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que también nos están ayudando, quiero decirles que me propuse en este segundo Gobierno que afianzáramos la relación con ustedes y lo vamos a seguir haciendo”, dijo.
También indicó el presidente Hernández que quiero “comprometer públicamente al Banco porque creemos que es importante que ustedes sean socios nuestros en la reconversión o refundación o vuelta de calcetín que hay que darle al sistema eléctrico hondureño”.
Agregó el mandatario que “no podemos seguir con un sistema tan ineficiente, tan caro, y se tiene que construir algo robusto, sólido y que sea justo. Entonces, el Banco está en eso”.
Hernández dijo agradecerle mucho a los personeros del BM por el cariño que le han demostrado a Honduras “y porque también lo muestran con hechos concretos”.

COMPROMISO DE APOYAR A HONDURAS
Seynabou Sakho anunció que “en el Banco Mundial tenemos el firme compromiso de apoyar a Honduras en enfrentar los desafíos que tiene en reducir la pobreza y también de generar oportunidades”.
La directora regional del organismo consideró un enorme placer la firma del convenio de crédito entre el Gobierno de Honduras y el BM para el Proyecto de Integración de Protección Social.
Esta iniciativa -detalló- contará con el financiamiento de un crédito equivalente a 30 millones de dólares, otorgados en términos concesionales a través de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), que beneficiará directamente a 40.000 hogares en extrema pobreza en zonas urbanas e indirectamente a más de 200.000 hogares en zonas rurales.
“Sabemos que en la AIF Honduras tiene un lugar muy especial porque es el país más grande de la región que tiene acceso a esos recursos”, dijo.
Sakho aseguró que “este proyecto apoyará específicamente dos áreas: el fortalecimiento del sistema integral de protección social mediante la integración de los componentes urbanos y rurales del programa Bono Vida Mejor y también fortalecerá el componente urbano del programa con el fin de mejorar las condiciones de vidas de familias que viven en extrema pobreza”.
También -dijo- se incluirán reformas que inicialmente estarán en Tegucigalpa, San Pedro Sula y Choloma, incluyendo la ampliación de las transferencias monetarias del Bono Vida Mejor para que jóvenes finalicen los cursos y educación secundaria.
Asimismo, la introducción de cursos de formación profesional en corto plazo y el fortalecimiento del currículum escolar en habilidades socioemocionales en la vida de cada joven.