Redoblarán seguridad en ejes carreteros - Hondunews

Redoblarán seguridad en ejes carreteros

Nacionales .
Publicidad

Ante las constantes manifestaciones y tomas en varios puntos del país, los secretarios de Seguridad y de Defensa, Julián Pacheco y Fredy Díaz, respectivamente, advirtieron que no se tolerará más violencia y se hará cumplir la ley sin afectar los derechos de nadie para proteger a la población que necesita servicios médicos y clases en el sistema público.
“Vamos a mantener el orden”, aseguró Pacheco, después de reunirse con el presidente de la República, Juan Orlando Hernández; los altos mandos policiales y militares; los secretarios de Educación y de Salud, Arnaldo Bueso y Alba Consuelo Flores, y otras autoridades del Gobierno.
“La Policía está investigando todos los casos que han sucedido desde que inició esta problemática gremial (médicos y maestros); le vamos a dar respuesta a la población y ningún caso quedara impune”, puntualizó Pacheco.
Además, dijo que se les dará respuesta a los maestros que han sido amenazados por impartir clases, específicamente en Pimienta, Villanueva y Potrerillos, en el departamento de Cortés, y también en Choluteca.
Recalcó que la Policía Nacional está para proteger a la ciudadanía y sus bienes y, por tanto, cumplirá ese mandato legal.
“En algunos momentos hemos sido tolerantes”, dijo el secretario de Seguridad, pero advirtió que “ya no se podrá tolerar más” porque las pérdidas económicas han sido muy fuertes; hay empresas de transporte público paralizadas por temor.
“Vamos a asegurar todos los ejes carreteros del país”, enfatizó el titular de Seguridad.
Por su parte, el secretario de Defensa, Fredy Díaz dijo que después de revisar el acontecer en el territorio nacional y confirmar datos las Fuerzas Armadas de Honduras están instruidas para apoyar a la Policía Nacional cuando así lo requiera, de acuerdo al mandato legal.
“Vamos a garantizar al pueblo que las vías estarán despejadas para que ellos puedan transitar”, aseguró, y dijo confiar en que los soldados van a cumplir la misión encomendada, en el marco de la ley.