Sigue guerra contra la malaria - Hondunews

Sigue guerra contra la malaria

Nacionales .
Publicidad

Un lote de 50 bombas aspersoras fue adquirido y entregado por Global Communities a la Secretaría de Salud para fortalecer las acciones de rociado residual de insecticidas en superficies interiores de viviendas para el control del vector (zancudo) transmisor de la malaria en zonas prioritarias de Honduras.
El rociado residual intradomiciliar es una de las intervenciones de control de vector recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como parte de la estrategia de eliminación de la malaria, que ha impactado mucho en la reducción de esta enfermedad en Honduras, junto a la detección, tratamiento e investigación de casos.
Desde el 2014 al 2018 se ha proveído a la Secretaría de Salud más de 300 bombas aspersoras que están distribuidas en las regiones sanitarias para desarrollar el rociado residual intradomiciliar en los municipios con mayor incidencia de malaria.
Con el apoyo de personal comunitario, se han intervenido en el período 2015-2018 con rociado residual intradomiciliar más de 200,000 viviendas dos veces en el año, lo que ha contribuido a la reducción de casos de malaria.
Los municipios donde se ha realizado con mayor frecuencia el rociado residual intradomiciliar se encuentran en los departamentos de Atlántida, Colón, El Paraíso, Olancho y Yoro. En los últimos años, se ha ampliado la cobertura a municipios de los departamentos de Comayagua, Choluteca, Cortés, Gracias a Dios, Islas de la Bahía y Valle.
Según reportes oficiales, en los últimos dos años se ha reducido de 1,287 personas detectadas y tratadas contra la malaria en el 2017 a 651 casos en el año 2018.
Como Receptor Principal del Fondo Mundial, Global Communities administra e implementa la subvención de Malaria en conjunto con la Secretaría de Salud por un monto de 5.3 millones de dólares, beneficiando al 100 por ciento de población en riesgo, residente principalmente en 57 municipios clasificados en los estratos de importancia epidemiológica alta y media, con el objetivo de eliminar la malaria en el país para el 2020.