Señales de que tu pareja quiere el divorcio

De Todo Un Poco .

La hora de rendir cuentas ante la administración tributaria suele ser muy poco grata, pero también puede ser útil para quienes sospechan que son engañados por su pareja e incluso que están a punto de recibir una demanda de divorcio.

Publicidad

La declaración de impuestos es clave para obtener una división equitativa de bienes pues permite descubrir los activos e ingresos ocultos de un cónyuge. Y también hay datos en este importante documento que apuntan a gastos que en ocasiones están destinados a “el otro” o “la otra”.
Expertos consultados por CNBC indicaron algunas de estas señales de alarma:
Gastos inusuales
Algunas personas aprovechan las visitas al mercado para extraer grandes cantidades de efectivo, a lo largo del tiempo, de las cuentas de débito comunes con su pareja, y esconder el dinero. Ese fue uno de los casos que encontró Peggy L. Tracy, una planificadora financiera certificada y propietaria de Priority Planning en Wheaton, Illinois.
Otro cliente de Tracy le hacía exactamente los mismos regalos navideños a la esposa y a la amante, de modo que el artículo aparecía una sola vez en la tarjeta de crédito. Una mirada más cuidadosa lo puso al descubierto.
Sin acceso a las cuentas familiares
Tu pareja podría darte lo suficiente para que gastes y disuadirte de mirar las cuentas de la familia, que probablemente maneja él (o ella).
“Si te dan un presupuesto limitado y no tienes acceso a información financiera, eso es una clara señal de alerta”, señaló otro experto, Christy Bastian, CPA y presidente de FVL Consultants en Marco Island, Florida.
Está transfiriendo dinero a través de diferentes cuentas
El efectivo que fluye a través de diferentes cuentas corrientes personales o entre diferentes cuentas comerciales es sospechoso. Y es importante prestar atención a cuentas de corretaje, donde los cónyuges podrían sacar grandes sumas de dinero en efectivo.
Trampas más sofisticadas
Viendo ejemplo concretos ocurridos en Estados Unidos, hay un caso de un hombre que dejó de hacer declaración de impuestos al IRS durante dos años a la vez que enviaba grandes sumas al fisco. ¿El objetivo? Hacer su declaración de impuesto una vez divorciado, cuando el IRS le devolvería el dinero que había pagado en exceso. Cuando su todavía esposa lo detectó, se vio obligado a dividir ese dinero y ella recibió 200.000 dólares.
En otro caso, un esposo con una compañía en Nueva York decidió formar una segunda entidad con el mismo nombre en Florida. Su esposa sospechaba que él estaba teniendo una aventura con otra mujer en ese estado. Una búsqueda de entidades corporativas y de negocios en Florida reveló una dirección que coincidía con el departamento de la otra mujer.