2-6: «Verdecito» el Marathón

Deportes .

SAN PEDRO SULA. Las diferencias abismales que hay entre el fútbol mexicano y el catracho, a nivel de ligas domésticas, quedaron claramente evidenciadas la noche de ayer en el estadio Olímpico de San Pedro Sula, con la goleada que le aplicó el Santos Laguna al Marathón, que apenas metió las manos en esta paliza.

El Santos marca el primer tanto, tras un saque de banda que fue servido para el argentino Javier Correa que recibió de espaldas al marco y allí el defensor Bryan Johnson dejó que se diera vuelta y el sudamericano de pierna zurda fusiló a Denovan Torres, que regaló el primer palo y por ende la anotación del equipo de la Comarca Lagunera

Segundos después, Correa se enfiló solo contra la puerta sampedrana, pero no pudo sacar ventaja y fue absorbido muy pronto por la marca de Johnson que mandó al córner.

Por allí también hubo dos jugadas en el área del Marathón que pudieron ser sancionadas como penal, pero no las vio el árbitro cubano Yadel Martínez.

Pero era cuestión de tiempo para que llegaran más goles, una serie de toques en el mediocampo terminó con una habilitación del “Gallito” Vázquez para Correa, en la medialuna y ante la paciencia de los defensores verdes, el delantero del Santos le pegó fuerte y bajo con la pierna derecha para derrotar con facilidad a Denovan.

A los pocos segundos llegaba el tercero. El uruguayo Brian Lozano hizo la individual con la misión de taladrar la zaga sampedrana para terminar cayendo al entrar al área, en una acción desesperada, Caué Fernandes trató de despejarla con tan mala fortuna que pegó en el muslo de Correa, para que la pelota se levantara por encima de la portería de Torres para el tercero.

LA OTRA MITAD

La idea de tirarse a defender una cómoda ventaja para el juego de vuelta no pasó por la mente de los mexicanos. Tras comenzar el segundo tiempo, una serie de rebotes en el área catracha terminó en la pierna del brasileño Matheus Doria, que no desaprovechó el regalo defensivo para pegarle fuerte y al centro de la portería y marcar el cuarto.

Los mejores momentos del Marathón en el partido, que en realidad solo fueron un par de minutos, fueron aprovechados para recortar las distancias. Carlo Costly que ingresó al reanudarse el juego mandó rezago para “Machuca” Ramírez, que se acomodó la pelota con el pecho para soltar metralla en la que nada pudo hacer Jonathan Orozco. Al menos a cero no se quedarían los “esmeraldas”.

Pero faltaba más castigo en el Olímpico para el verde. En un error en la salida, el uruguayo Lozano robó la pelota y avanzó por derecha y metió rezago que no pudo ser detenido por Denovan Torres dejándosela “a boquita qué queres” al recién ingresado colombiano Marlos Moreno que le aplicó el quinto.

Publicidad

Y el goleador del equipo del Estado de Coahuila no se podía quedar atrás. Marlos Moreno tomó el balón esta vez por la izquierda para servirla al argentino Julio Furch quien con todo el tiempo del mundo y sin marca alguna, cogió el fusil y dejó ir disparo alto en el que tampoco pudo hacer nada el portero del Marathón. Pero el otro goleador, esta vez Arboleda marcó el segundo tras dejar acostado al argentino Hugo Nervo. Era el 2-6 definitivo.