Segundo atentado a familia en Santa Rosa de Copán - HonduNews

Segundo atentado a familia en Santa Rosa de Copán

Nacionales .

Una enfermera muerta y dos miembros de una familia con lesiones menores fue el sangriento resultado de la explosión de un automóvil o atentado mediante “coche bomba” en la colonia Los Robles, en el municipio de Nueva Arcadia (La Entrada), en el occidental departamento de Copán.
La fallecida es Neris Gisella López (27), de profesión enfermera y que había sido contratada por Allan Mauricio Chinchilla, quien hace unos meses había sufrido un atentado criminal a manos de desconocidos por razones aún no establecidas por la Policía Nacional.
Según el parte policial, la mañana de ayer, Chinchilla se transportaba junto a la enfermera y su madre con dirección hacia una clínica, donde iban a asistir a un hermano con unas quimioterapias, debido a que su pariente padece cáncer.
Cuando transitaban por una calle de la referida colonia de forma sorpresiva el automóvil, tipo camioneta, en que se transportaban salió “volando” despedazado por los aires, debido a una inexplicable y estruendosa explosión del vehículo.
PERECE ENFERMERA
Tras el estallido quien resultó mayormente afectada fue la enfermera Neris Gisella López, originaria del municipio de San Nicolás, departamento de Santa Bárbara, porque murió casi al instante, al caerle encima parte de la estructura destruida del carro, ya que la fémina se trasladaba en el asiento trasero de la camioneta que quedó con las llantas hacia arriba.
Así, durante el suceso resultaron con lesiones menores el conductor Alan Mauricio Chinchilla y su madre, la señora Olga Hernández.
Al sector llegaron elementos del Cuerpo de Bomberos para apagar las llamas del carro y rescatar a las víctimas de la explosión, encontrando ya sin vida a la enfermera.
Uno de los socorristas detalló que a la hora de la explosión él estaba en la estación de los bomberos, cuando escucharon un estruendo y al principio la mayoría pensó que había explotado otra cohetería en esa comunidad copaneca.
Pero cuando lograron llegar a la emergencia observaron que un carro estaba volcado y destruido en la calle.
“Todos aquí oímos la explosión, hasta las casas temblaron”, detalló el oficial de bomberos, para luego repetir que cuando llegaron al carro destruido ya la infortunada enfermera no presentaba signos vitales, porque murió en la explosión del vehículo que dio varias volteretas sobre la vía.
SEGUNDO ATENTADO
Por tal razón tras el incidente surgieron versiones que relacionan que se trataría de un atentado, ya que Chinchilla fue víctima de uno hace algunos meses en la misma ciudad, pero el afectado dijo no estar seguro si se ese era el caso.

Publicidad

Se desconoce si la explosión fue un atentado con bomba o un desperfecto del vehículo, aunque se observaban restos de pólvora cerca del carro.
El dueño del carro, que quedó destruido, agradeció que él y su progenitora sobrevivieron y salieron ilesos del percance porque “Dios nos salvó”.
Chinchilla explicó que antes del atentado, “fuimos a traer a la enfermera para que le pusiera el catéter a mi hermano. Cuando nos montamos al carro nos contó que no había ido a trabajar al hospital porque su empleada doméstica se había ido. De repente no sabemos qué pasó, el carro explotó y estamos vivos de milagro”.
Debido a la magnitud del estallido, la primera hipótesis que manejan las autoridades policiales y de bomberos es que en la camioneta desconocidos instalaron algún artefacto explosivo con la intención de eliminar a Chinchilla, quien aclaró que “no tiene enemigos”.
Luego del hecho al sector se desplazaron varias unidades policiales y de investigación para realizar las respectivas pesquisas y determinar si en la explosión hubo mano criminal o se suscitó por desperfectos mecánicos de la camioneta.

Bitnami