Celos fue el detonante para meter a su mujer en freezer - HonduNews

Celos fue el detonante para meter a su mujer en freezer

Nacionales .

Luego de matarla y meterla al freezer, el parricida Darwin Díaz Araujo, cerró con candado la puerta de la casa, dejando adentro al perro, luego huyó tranquilamente junto a su pequeño hijo de tres años.
Según varios testimonios, el homicida celaba ciegamente a su compañera de hogar, Ana Dalubia Zelaya Reyes (32), con quien convivió por espacio de 14 años, logrando procrear un niño de tres años, mientras que ella deja otro vástago de 14 años, producto de una relación anterior.

En su huida, el parricida optó por llevarse consigo su hijo de tres años, el cual se ha convertido en la pieza clave para para la policía, para poder dar con el paradero del asesino.
Asimismo, se conoció que debido a las constantes golpizas y maltratos verbales de que era víctima, Ana Dalubia ya había interpuesto la denuncia en dos ocasiones en la Fiscalía de la Mujer.

COMENZARON A DISCUTIR

Supuestamente el domingo por la noche, la pareja estuvo ingiriendo bebidas alcohólicas y al calor de los tragos comenzaron a discutir, como era costumbre, ya que mucha gente escuchó el alegato.
El lunes en la tarde, algunos vecinos llamaron por teléfono a los familiares de Anna Danubio, para preguntarles si sabían algo de ella, porque durante la noche habían sostenido una fuerte discusión con su pareja, y en el interior de la casa había un “silencio sepulcral”.
Ante la sospecha, los vecinos llamaron a la policía, quienes llegaron y posteriormente forzaron la puerta de madera en el muro, ya que estaba asegurada con candado.

Publicidad

FREEZER

Ya en el interior de la vivienda, los detectives realizaron la inspección por todos los rincones de la casa, y fue hasta que observaron algunas gotas de sangre cerca del frezzer, es que decidieron abrirlo, llevándose la gran sorpresa que en el interior estaba el cadáver de la mujer, el cual el marido lo había introducido en una bolsa negra y encima una sábana roja.
Según las primeras hipótesis de la policía, el sujeto pudo haber consumido drogas, ya que tuvo la paciencia de poner a congelar el cadáver de la mujer con quien compartió 14 años de su vida.
Ana Dalubia Zelaya Reyes era originaria de la comunidad de El Tigre, en el Valle de Lepaguare, departamento de Olancho, pero desde hace algún tiempo laboraba en una funeraria de la zona sur del país.