Adolescentes y candidatos: cinco jóvenes se postulan a gobernador en EEUU

Internacionales . Tag: , ,

Lawrence, Estados Unidos | AFP | Ya tiene el aire de un político: usa blazer azul marino y hace gestos con las manos durante sus discursos. Pero si las elecciones a las que Tyler Ruzich se presenta fueran hoy no podría votar por su propia candidatura.

Con 17 años, Ruzich es candidato a gobernador del estado de Kansas, en el centro de Estados Unidos, pero recién tendrá derecho a votar el año próximo.

Kansas no tiene una edad mínima para ser candidato en las elecciones locales, y al menos cinco adolescentes, todos varones, aprovecharon esa situación para incursionar en política este año.

“Está muy claro que nuestros políticos no nos prestan atención”, afirmó recientemente el adolescente durante un discurso en el gimnasio de un liceo en Lawrence, con dificultades para hacer oír su voz sobre los ruidos provenientes de una sala levantamiento de pesas vecina.

Tres de sus adversarios menores de edad también estaban allí: tres republicanos y un demócrata. La era Donald Trump, en la que los candidatos más inesperados toman vuelo, ha impulsado a los jóvenes, que retan los modelos establecidos en este estado profundamente republicano.

“Es una ocasión realmente importante para involucrar a los jóvenes”, declaró Ruzich, republicano, a la AFP.

Únicamente otro de los 50 estados del país es tan permisivo en materia de edad: Vermont (noreste), donde un candidato de 13 años aspira al cargo de gobernador. De resto, es necesario tener 18, 21, 25 o más años (lo más común es 30) para poder competir. Para poder ser elegido presidente de Estados Unidos, la edad mínima es 35 años, según la Constitución.

– Contra el “establishment” –

El primero en lanzarse en Kansas fue Jack Bergeson, de 16 años, que llenó los papeles de postulación en la primavera de 2016. Su curiosa candidatura le supuso una invitación a un programa de televisión nacional y numerosas menciones en la prensa.

Luego se le unieron Ruzich y Ethan Randleas, seguidos hace unas semanas de Dominic Scavuzzo. Un quinto, Joseph Tutera Jr., de 16 años, anunció su candidatura la semana última.

“Es algo bueno”, afirma Bergeson. “La nueva generación quiere cambiar las cosas”.

Los adolescentes esperan sacar provecho del fervor contra el “establishment” que se ha vivido en Estados Unidos y específicamente en el partido republicano.

Pero, ¿cómo se posicionan estos jóvenes frente a Trump, quien llegó sorpresivamente a la presidencia y es muy popular en esta conservadora región del país?

“No soy necesariamente un seguidor del presidente, pero demostró que la gente ya está harta del establishment”, dijo Bergeson, quien como demócrata es oficialmente miembro de la oposición.

Los jóvenes republicanos tampoco temen desafiar la ortodoxia de su partido. Ruzich quiere aumentar los impuestos a las empresas. Y los cuatro están de acuerdo en legalizar la marihuana.

Nadie espera que estos adolescentes vayan a vencer en las elecciones. Su propósito es estimular a más jóvenes a interesarse en política.

Pero, según el profesor de Ciencias Políticas Burdett Loomis, podrían también rescatar algunos votos. “Es una elección muy abierta e incierta”, recuerda el profesor de la Universidad de Kansas.

Uno de los principales candidatos -adulto- es Kris Kobach, un republicano anti-inmigración, cercano a Trump y que también está a la cabeza de una controvertida comisión presidencial sobre fraude electoral.

“Es divertido y estimulante a la vez ver a liceales lanzarse” como candidatos, dijo Kobach, quien actualmente es el encargado de gestionar las elecciones en Kansas. “Pero sería apropiado tener una edad mínima para poder ser gobernador”, aseguró a un diario local.

Pase lo que pase, Jack, Tyler y los otros siguen los pasos de una auténtica pionera: Saira Blair, una joven republicana que se postuló con 17 años en 2014 para la Asamblea local de Virginia Occidental. Ella resultó electa… derrotando al legislador saliente de su propio partido.