Mega parques: Pasión y compromiso por la niñez

Nacionales .

Arrebatar a la niñez hondureña de las garras de la delincuencia se ha convertido en la pasión y el compromiso de un equipo de deportistas y artistas que forman parte del programa Parques para una Vida Mejor.
El proyecto, no se limita a la construcción de modernas instalaciones recreativas; la visión a mediano y largo plazo pasa por motivar a niños, adolescentes y jóvenes a especializarse en un deporte o instrumento musical.
Para la ejecución efectiva de la iniciativa fue necesaria la contratación de expertos con amplia trayectoria profesional que cruza las fronteras hondureñas.
Es el compromiso y el amor de los instructores que han dinamizado una de las iniciativas más ambiciosas de la administración de Juan Orlando Hernández.
Disciplinas como boxeo, bádminton, ajedrez, karate, esgrima o taekwondo se imparten gratuitamente en los parques, construidos estratégicamente en lugares vulnerables o de alta peligrosidad.
Además de las actividades deportivas el proyecto cuenta con clases de zumba, flauta, guitarra, violín, danza folklórica, teatro, entre otras modalidades.
“Los Parques para una Vida Mejor corresponden a una estrategia de seguridad y prevención que está implementando el gobierno”, dijo la jefa de proyecto, Melida Orellana.
Explicó que para la ejecución del programa se cuenta con el apoyo de la empresa privada, líderes comunitarios y el Gabinete de Paz y Convivencia, conformado por instituciones estatales.
Según autoridades de Seguridad, el objetivo del proyecto es trabajar directamente con la población para prevenir la violencia y reducir los índices de criminalidad.
“El gobierno del Presidente Juan Orlando Hernández trabaja con la comunidad deportista y artista, en aras de fomentar una cultura de paz en miras a prevenir la violencia en todas las formas”, acotó la viceministra de Seguridad, Alejandra Hernández.

¡CLARO QUE FUNCIONA!
Por su parte, el equipo de expertos en deportes y artes reconocen que la inseguridad no se resuelve con la puesta en marcha del proyecto, pero lo consideran un paso importante para recuperar los espacios públicos utilizados por las pandillas para reclutar a la niñez hondureña.
“Es un gran paso para educar a uno de los sectores más vulnerables (niñez) y claro que sí funciona, porque los niños se mantienen enfocados en una actividad deportiva”, expresó el instructor de taekwondo, Víctor Ortiz.
Indicó que instruye a más de 20 alumnos, en su mayoría niños de 3 a 12 años de edad, que fielmente se desplazan tres veces a la semana al parque para recibir sus clases.
Entre gritos, patadas y un improvisado calentamiento, los pequeños esperan a su maestro con el entusiasmo de aprender más de la disciplina.
Mientras varios pequeños aprenden el arte del combate en la colonia Flor del Campo, otros ejercitan su mente en la colonia El Hogar, profundizando sus conocimientos de ajedrez.
“Ya me sé los nombres de las piezas, las posiciones y algunos movimientos”, irrumpió un pequeño de 6 años cuando su instructor explicaba en qué lo fundamental del juego.
El menor, con un brillo especial en sus ojos, empezó a colocar las piezas en el tablero para mostrar lo que había aprendido.
“Esto se trata de amor por lo que hacemos, tengo más de 30 años de entrenar y he esperado esto toda mi vida”, manifestó el especialista en ajedrez, Marco Antonio Muñoz.
Su opinión la comparten cada uno de los instructores que con esmero hacen del deporte y el arte un mecanismo de prevención para erradicar la violencia.
Actualmente son 18 Parques para una Vida Mejor que el gobierno ha construido a nivel nacional y está en proyecto la edificación de 18 centros de entretenimiento más.